Roma se suma a la misión europea contra los huties en el Mar Rojo

Este martes el Parlamento vota la participación italiana en la misión de la UE.

Italia comprometida con la misión Aspides en el Mar Rojo (foto: ANSA)
Italia comprometida con la misión Aspides en el Mar Rojo (foto: ANSA)

(ANSA) ROMA - Mañana será el día de la verdad para la nueva misión europea Aspides. En el contexto del primer ataque contra Italia lanzado por los rebeldes hutíes, el Parlamento de ese país se prepara para votar la resolución que permitirá finalmente comenzar la operación impulsada por la Unión Europea hace una semana.
    El tiempo se acaba y las amenazas de los rebeldes hutíes yemeníes se multiplican cada hora. Esta vez los terroristas no solo atacan a los buques estadounidenses o británicos, sino también a los europeos y se sospecha que dañaron cables marinos de Internet.
    "El 15% del comercio mundial pasa por el Mar Rojo debemos permanecer centrados en un cuadrante que es crucial para nuestros intereses nacionales y comerciales", enfatizó Primera Ministra, Giorgia Meloni, quien acaba de visitar Estados Unidos y Canadá.
    Precisamente por eso, el Ministro de Defensa de Italia, Guido Crosetto, relanza la idea de una defensa común, para "hacer que los distintos sistemas queden integrados". Lo que preocupa ahora, sin embargo, son las continuas incursiones en el sur del Mar Rojo, en esa ruta por la que pasan 6.000 millones de exportaciones italianas, como señala Coldiretti, la asociación de consumidores y comercio.
    Una ruta sobre la que desde hace meses llueven cohetes y drones lanzados desde Yemen con el objetivo de golpear a las naciones que apoyan al gobierno de Israel: Estados Unidos y Gran Bretaña sobre todo.
    Aspides, el "escudo" -como indica la palabra griega- contra los ataques terroristas, se añadirá en unos días a la misión europea Atalanta, que vigila desde hace años la zona contra la piratería somalí y que está bajo mando italiano desde hace tres semanas.
    La base de operaciones estará justo en el Caio Duilio, el destructor de la Armada de Italia, que ayer interceptó y derribó el dron hutí. Al mando, sin embargo, estará el contraalmirante Stefano Costantino, ya a bordo del Duilio y dispuesto a liderar la flota europea, que también ya está desplegada en la zona.
    "Estamos preparados y formados para ello -explica el comandante del Duilio, el capitán del buque Andrea Quondamatteo-, traemos con nosotros la experiencia de los barcos que nos precedieron".
    El papel táctico y estratégico de Italia en el Mar Rojo se ve reforzado también por la misión de mando que se asignará al país para la Combined Task Force 153, dentro de la cual opera el Prosperity Guardian, una misión multinacional dirigida precisamente a la seguridad de navegación en el Mar Rojo y en el Golfo de Hades, es decir -como dijo el propio Crosetto en la Comisión de Asuntos Exteriores y de Defensa del parlamento- "en esa franja de mar que ahora ponen en peligro los hutíes".
    "Los ataques terroristas de los hutíes -reiteró hoy el propio Ministro de Defensa- son una grave violación del derecho internacional y un ataque a la seguridad del tráfico marítimo del que depende nuestra economía".
    De hecho, por el Canal de Suez, pasan porcentajes importantes de los principales productos agroalimentarios italianos, pero también del tabaco y los forrajes, como explicó Coldiretti.
    Y es precisamente en esa zona donde operan los rebeldes yemeníes, aunque perdonan a los buques mercantes que remiten a China o Rusia. Hoy, pocas horas después del hundimiento del barco Rubymar, de propiedad británica, los combatientes prometieron que seguirán atacando y hundiendo barcos británicos que pasen por el Golfo de Adén. Allí mismo, ayer, por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, un barco militar italiano volvió a disparar cañones. (ANSA).