El ejército israelí mata a sobrino de un líder de Hezbolá, más tensiónen Líbano

Intento de filtración israelí en Líbano. Aumenta la tensión

(ANSA) - TEL AVIV - Israel mató al sobrino del líder de Hezbolá, Hasan Nasrallah, en el sur del Líbano, según lo afirmó un sitio de noticias sirio vinculado a la oposición y hostil al propio movimiento libanés pro-iraní; mientras que, por primera vez desde el inicio del conflicto, soldados del estado judío intentaron infiltrarse en territorio libanés.
    La noticia de la muerte del familiar del líder del movimiento armada chiíta no fue confirmada por los medios libaneses ni por el propio Hezbolá.
    Según el sitio web árabe "La Voz de la Capital" (Sawt al-Asima), el sábado pasado un dron militar israelí realizó una incursión en el sur del Líbano, en el distrito de Naqura, impactando a un vehículo que circulaba por la carretera costera que conduce a la capital, Tiro.
    Dentro del vehículo, según afirma el sitio, estaban dos combatientes de Hezbolá y un líder militar local, identificado como Abbas Ahmad Khalil y quien, según Sawt al-Asima, era sobrino de Nasrallah. Según fuentes israelíes y de la oposición siria, los tres agentes pertenecían a la "Brigada Imam Hussein" de Hezbolá.
    En tanto, por primera vez desde el inicio del conflicto entre Hezbolá e Israel hace seis meses, soldados israelíes intentaron infiltrarse en territorio libanés, indicó en las últimas horas el propio movimiento armado libanés, aliado de Irán y Hamás y denunció dos intentos fallidos de soldados israelíes de entrar en territorio libanés.
    Según dos declaraciones de Hezbolá, los combatientes libaneses lograron frustrar el primer intento de infiltración a través de la línea de demarcación entre los dos países cerca de Rmeish.
    Otro intento de infiltración del ejército israelí fue frustrado, anunció Hezbolá, unos kilómetros más al oeste, siempre a lo largo de la línea de demarcación, cerca de Ramiye, frente al cuartel israelí en Zar'it.
    El movimiento libanés se dijo "preparado para cualquier escenario de guerra con Israel", según palabras esta mañana desde Líbano de Nabil Qawuq, miembro del consejo central del movimiento armado.
    Citado por los medios de Beirut, Qawuq afirmó que "la resistencia se ha preparado para todas las posibilidades de escalada para lograr una victoria mayor que la de julio de 2006", en referencia a la última guerra a gran escala librada con Israel durante 34 días y en la que más de 1.100 libaneses y más de 150 israelíes murieron.
    "En el Líbano, continuamos nuestras operaciones sobre el terreno para apoyar a Gaza y proteger a nuestro pueblo y a nuestro país", dijo Qawuq. "Nuestras respuestas a (los ataques israelíes) son más severas que antes", añadió durante el funeral de dos combatientes del partido en una localidad del sur del Líbano.
    Según Qawuq, las operaciones de la resistencia, "que continúan desde hace cinco meses, demuestran que todas las presiones militares y políticas no han logrado quebrar la decisión de la resistencia de apoyar a Gaza".
    Este lunes se produjo un nuevo ataque de Hezbolá contra territorio israelí. Un cohete lanzado desde el sur del Líbano cayó sobre la aldea de Margaliot, en la alta Galilea. La radio pública KAN informó que dos trabajadores tailandeses resultaron heridos, uno de ellos en estado grave.
    En medio de las tensiones crecientes, el negociador estadounidense entre Hezbolá e Israel, Amos Hochstein, enviado especial del presidente Joe Biden, se espera hoy en Beirut para una nueva ronda de conversaciones destinadas a "congelar el frente sur" del Líbano, donde opera el movimiento armado libanés.
    Así lo informaron los medios de Beirut, según los cuales Hochstein se reunirá con el presidente del Parlamento, Nabih Berri, aliado de Hezbolá y jefe de un partido armado, Amal, involucrado en el conflicto armado con Israel.
    Hochstein también tiene en su agenda reuniones con el primer ministro saliente Najib Miqati, jefe de un Gobierno del que forman parte ministros de Hezbolá, y con el comandante de las fuerzas armadas libanesas, el general Joseph Aoun, que acaba de regresar de una visita institucional a Italia.
    Según los medios libaneses, "Hochstein pretende separar el conflicto entre Hezbolá e Israel del de Gaza". Y propondrá a los interlocutores institucionales libaneses un plan de desescalada compuesto en tres fases: 1) cese de las operaciones militares y consiguiente retorno de los desplazados a ambos lados de la línea de demarcación entre los dos países; 2) despliegue del ejército libanés en el sur del Líbano, donde actualmente opera Hezbolá; 3) inicio de negociaciones para la delimitación de la frontera terrestre entre Líbano e Israel, cuestión que no se resuelve desde hace más de un siglo. (ANSA).