Italia avala una fuerza de paz en Gaza y una administración árabe

El canciller Tajani insiste con uan salida diplomática. El Consejo UE de Exteriores suma a Israel y a Palestina

Gaza destruida por las operaciones militares de Israel (foto: ANSA)
Gaza destruida por las operaciones militares de Israel (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA - "Nunca debemos renunciar a la solución diplomática, debemos insistir en encontrar una solución que conduzca a un camino de paz con un Estado palestino libre y un Estado libre de Israel, que se reconozcan mutuamente. Este es el mejor y único camino para lograr la paz. Estaré en Israel, Palestina y el Líbano la próxima semana para llevar otro mensaje positivo y tratar de evitar la escalada". Así lo afirmó el ministro de Asuntos Exteriores, Antonio Tajani, en el noticiero TG1 de la RAI. "Una vez terminada la guerra, creo que una de las soluciones podría ser la presencia de Naciones Unidas con una administración dirigida por un país árabe, y con la presencia de una misión de mantenimiento de la paz como la que hay en el Líbano, estamos disponibles para participar", añadió.

      La paz en Gaza y en todo Medio Oriente sigue siendo un objetivo prioritario de la acción diplomática de Italia, que trabaja con socios regionales y aliados occidentales para fomentar la reducción de la tensión. Y ahora Roma, con el Ministro de Asuntos Exteriores, se ha abierto a una nueva contribución, una vez que hayan cesado las hostilidades en la Franja: el envío de soldados si se crea una misión de paz de la ONU. A raíz del compromiso de larga data entre las fuerzas de paz en el Líbano.
    "Si fuera necesaria una misión de paz en Gaza en una fase de transición, estamos dispuestos a enviar a nuestros soldados a la ONU como portadores de la paz", explicó Tajani, y recordó el ejemplo de los más de 1.000 soldados italianos empleados en la UNIFIL para proteger la Línea Azul, la zona intermedia entre Líbano e Israel.
    Precisamente en relación con la UNIFIL, el jefe de la diplomacia italiana aclaró que "no hay ninguna petición estadounidense de ampliar la misión libanesa". Una aclaración que hace referencia a algunas reconstrucciones periodísticas según las cuales Washington habría pedido a Roma que involucrara a sus fuerzas de paz en un plan para ampliar las fronteras de la Línea Azul, con el objetivo de evitar que la tensión entre Hezbolá y el Estado judío siguiera aumentando.
    El compromiso italiano en el país de los cedros sigue siendo central y existe la voluntad de trabajar con todas las partes para la mediación, como explicó la primera ministra Giorgia Meloni en los últimos días en una conversación con el primer ministro libanés Najib Mikati y en un encuentro cara a cara en el Palazzo Chigi con el enviado estadounidense Amos Hochstein.
    Las intenciones del Gobierno también serán reiteradas por Tajani en su próxima misión a la región, los días 24 y 25 de enero, con escalas en el Líbano, Israel y Cisjordania. El punto de fracaso de Roma en Medio Oriente, a pesar de la oposición de Benjamín Netanyahu, sigue siendo la solución de dos pueblos y dos Estados, "en línea con el plan de paz árabe", reiteró el jefe de la Farnesina.
    La crisis en la región estará en el centro del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE el lunes en Bruselas, al que también asistirán los ministros de Israel y Palestina (en dos momentos diferentes), así como representantes de Arabia Saudita, Jordania y Egipto y la Liga Arabe.
    Los 27 también serán llamados a avanzar en la nueva misión naval en el Mar Rojo. La luz verde definitiva a la operación no se espera para el lunes porque todavía quedan muchos aspectos operativos por decidir y de momento el Día D sigue fijado para el 19 de febrero, con motivo del próximo Consejo de Exteriroes, informaron varias fuentes diplomáticas.
    También recordaron que un acuerdo con los 27 lleva tiempo.
    En cualquier caso, el perímetro general -en el que trabajaron Roma, París y Berlín- parece estar delineado. Aspis será un grupo de trabajo defensivo, con un mandato diferente al de la operación angloamericana Prosperity Guardian: es decir, tendrá la tarea de proteger los buques mercantes, sin realizar ataques en territorio yemení.
    En cuanto a la zona geográfica de competencia de Aspis, la idea propuesta por Italia de continuidad con la misión de Agenor parece ganar terreno, desde el Estrecho de Ormuz hasta el Mar Rojo. Al adoptar este esquema, entre otras cosas, el cuartel general de la fuerza podría utilizarse en Abu Dhabi, mientras que el cuartel general operativo debería estar en Europa. Italia también se encuentra entre los candidatos elegibles.
    Luego será necesario definir cuántos barcos participarán y de qué banderas. Además de Roma, París y Berlín, también se ha puesto a disposición Bélgica. (ANSA).