Joe Biden reitera a Benjamin Netanyahu la teoría de los dos estados

El premier israelí cae en picada en las encuestas

Joe Biden y una severa advertencia a Benjamin Netanyahu por teléfono. (foto: ANSA)
Joe Biden y una severa advertencia a Benjamin Netanyahu por teléfono. (foto: ANSA)

(ANSA) - TEL AVIV, por Massimo Lomonaco - Después de 27 días de silencio y frialdad, el presidente estadounidense, Joe Biden, volvió a hablar con el premier Benjamin Netanyahu para reiterarle que Estados Unidos sigue centrándose en la creación de un Estado palestino a pesar de que el político israelí descartara esa opción ayer mismo.
    También Biden manifestó la necesidad de que Israel -según anunció la Casa Blanca tras la conversación de 40 minutos entre ambos- debe reducir los daños sufridos por los civiles en Gaza.
    Pero las dificultades de "Bibi", como llaman a Netanyahu, no se limitan a Washington: incluso en Europa, el alto representante Josep Borrell afirmó, sin rodeos, que "el Gobierno de Israel" representa "un impedimento" para cualquier solución al conflicto, y que la comunidad internacional debería "imponer desde fuera" la solución de dos Estados.
    En un clima de creciente aislamiento internacional, la imagen del primer ministro israelí se hundió también en las encuestas internas, mientras que en su partido, Likud, crece la oposición a un líder cuyo destino político parece cada vez más jugado, marcado, entre otras cosas, por los rehenes todavía en manos de Hamás Si la votación se realizara hoy -certificó la última revelación del periódico Maariv- el Likud se desplomaría a 16 escaños (de los 32 actuales) frente a los 39 del centrista Benny Gantz, que tendría así más del doble.
    Para certificar la caída libre de la aprobación popular, la misma encuesta de Maariv reveló que Netanyahu cuenta con un 31% de aprobación, frente al 50% de Gantz.
    Si bien es cierto que las encuestas pueden equivocarse, es innegable que el primer ministro con más años de servicio en la historia de Israel nunca tuvo tantas dificultades, por no hablar de los problemas legales que lo llevan a ser juzgado en Jerusalén por corrupción, fraude y abuso de poder.
    En definitiva, en el Likud ya hay quienes se preparan para la sucesión.
    Fuentes del partido dejaron trascender en el Jerusalem Post que consideraban que su tiempo en el poder habría terminado y que sus días en el poder estaban contados.
    El sentimiento predominante entre las bases del partido, según las mismas fuentes, es que, además de no haber podido impedir el ataque de Hamás del 7 de octubre, Netanyahu ahora no puede cumplir su promesa de destruir la facción islámica y devolver a todos a la rehenes en casa.
    También alimenta la conspiración el hecho de que si el Likud realmente cayera a 16 escaños como predicen las encuestas, muchos de los pesos pesados ;;del partido estarían en riesgo de reelección.
    Por eso, las grandes maniobras para la sucesión ya comenzaron: en primera posición estamos hablando del actual Ministro de Defensa, Yoav Gallant, no en vano mucho más alineado con las posiciones estadounidenses en las últimas declaraciones; pero en la carrera también estarían el jefe de Asuntos Exteriores Israel Katz, el jefe de Economía, Nir Barkat, y el actual presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Yuli Edelstein.
    El exprimer ministro, Ehud Barak, pidió elecciones a más tardar en junio "antes de que sea demasiado tarde", es decir, antes de que las disputas entre Netanyahu y Estados Unidos lleven la seguridad de Israel "al abismo".
    No se quedó atrás el adjunto de Gantz, el ex jefe de gabinete Gadi Eisenkot, que también es ministro del gabinete de guerra: "Es necesario que los votantes israelíes vuelvan a las urnas dentro de unos meses para renovar la confianza, porque en este momento no hay confianza".
    "¿Cómo podemos seguir así con un liderazgo que nos ha fallado estrepitosamente?", espetó.
    En el día 105 de la guerra -mientras el próximo lunes los Ministros de Asuntos Exteriores de Israel y Palestina estarán por separado en Bruselas en el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE y una delegación de Hamas voló a Moscú-, las Fuerzas de Defensa de Israel continúan atacando la Franja, donde fueron eliminadas en un ataque dirigido contra Wael Abu-Fanounah, un alto miembro de la Jihad Islámica y jefe adjunto de las operaciones de guerra psicológica de la organización.
    El portavoz militar explicó que él fue el hombre que creó y distribuyó los impactantes vídeos de los rehenes israelíes.
    Según la agencia palestina Wafa, 12 personas más murieron en un ataque cerca del hospital Shifa en la ciudad de Gaza.
    Mientras estaba en Cisjordania, un palestino de 17 años murió en enfrentamientos con el Ejército: también tenía ciudadanía estadounidense, otro motivo de fricción entre Washington y el Estado judío. (ANSA).