Navalny: un puñetazo letal al corazón, método de la KGB

La acusación de Gulagu.net. La madre demanda tener el cuerpo

Muerte en prisión. Alexei Navalny, celosamente vigilado (foto: Ansa)
Muerte en prisión. Alexei Navalny, celosamente vigilado (foto: Ansa)

(ANSA) - MOSCU, por Alberto Zanconato - Un puñetazo en el corazón después de haber estado expuesto durante mucho tiempo a temperaturas gélidas: así fue asesinado, según una fuente citada por el Times, Alexei Navalny, después de que en los últimos días su viuda, Yulia Navalnaya, había, en cambio, acusado directamente al presidente ruso, Vladimir Putin, de haberlo hecho envenenar con el agente nervioso Novichok.
    Mientras tanto, tras el llamamiento lanzado por su madre Lyudmila directamente a Putin para que recupere el cuerpo de su hijo "inmediatamente", un tribunal del extremo norte de Rusia aceptó examinar una denuncia presentada formalmente por el equipo de Navalny por no haber entregado el cuerpo.
    Pero fijó la audiencia para el 4 de marzo. Por lo tanto, ya se superó el plazo de 14 días que los investigadores rusos habían anunciado para realizar "pruebas químicas" no especificadas antes de entregar el cuerpo a la familia.
    Lyudmila, que llegó a la región ártica el sábado, un día después de conocerse la noticia de su muerte, hasta ahora ha intentado en vano ver a su hijo, dirigiéndose a los responsables de la colonia penitenciaria IK-3, donde estaba encerrado y al hospital de la ciudad de Salekhard, habiendo recibido extraoficialmente la comunicación que se encontraba en la morgue de este hospital. La audiencia tendrá lugar en Salejard, a puerta cerrada.
    En cambio, la nueva hipótesis sobre las causas de la muerte de Navalny, con un puñetazo en el corazón, fue propuesta por Vladimir Osechkin, fundador del grupo de derechos humanos Gulagu.net, que habló al respecto con el periódico británico.
    En cambio, la nueva hipótesis sobre las causas de la muerte de Navalny, con un puñetazo en el corazón, fue sugerida por Vladimir Osechkin, fundador del grupo de derechos humanos Gulagu.net, que habló al respecto con el periódico británico.
    Según Osechkin, citando una fuente que trabaja en la prisión IK-3, los hematomas encontrados en el cuerpo del opositor son compatibles con la técnica del "golpe único" ya utilizada por los sicarios soviéticos de la KGB; y antes de su muerte Navalny, de 47 años, se vio obligado a pasar más de dos horas y media al aire libre, donde la temperatura podía bajar hasta los -27 grados.
    En cambio, un operador del servicio de ambulancia del hospital de Salejard afirmó que los hematomas en el cuerpo de Navalny eran compatibles con una acción de contención debido a las convulsiones, y el del pecho con un masaje cardíaco.
    El Gobierno británico de Rishi Sunak anunció, por su parte, que había impuesto sanciones a seis funcionarios rusos presuntamente responsables de la muerte.
    Según precisó el ministerio de Asuntos Exteriores, se trata del coronel guardia penitenciario Vadim Kalinin y cinco de sus adjuntos. Londres, y más allá, también pide "una investigación transparente".
    Sin embargo, Putin guarda silencio y hoy se desplazó a Kazán, capital de la República de Tartaristán, para asistir a la ceremonia inaugural de los Juegos del Futuro, un evento internacional que combina competiciones de deportes tradicionales con las del ámbito digital.
    El presidente ruso también visitó una fábrica de aviones, donde se sentó a los mandos de un bombardero nuclear, el TU-160M.
    En tanto, mientras la UE llegó a un acuerdo de principio sobre el trigésimo paquete de sanciones a Rusia, el expresidente estadounidense Donald Trump volvió a compararse con Navalny, denunciando persecución contra él en Estados Unidos.
    En cuanto a la muerte del opositor ruso, dijo que hubiera sido "mucho mejor" si no hubiera regresado a su país en 2021, "porque la gente pensó que podía pasar y así sucedió, y es algo horrible".
    El presidente estadounidense, Joe Biden, respondió calificando de "escandaloso" que su rival republicano hablara de Navalny sin condenar a Putin.
    En el entretiempo, el disidente ruso Vladimir Kara-Murza, que cumple la pena más grave de 25 años, también hizo oír su voz para acusar al presidente ruso de ser "personalmente responsable de la muerte de Navalny", porque "era su prisionero personal, y solo por su orden personal podían actuar los envenenadores." Una organización de abogados rusos, Perviy Otdel, identificó finalmente a la ciudadana ruso-estadounidense arrestada en Rusia acusada de alta traición, por la que corre el riesgo de ser condenada a una pena de hasta 20 años de prisión: se trataría de Ksenia Karelina Khavana, de 32 años, según el New York Times.
    (ANSA).