San Remo recien empieza, pero Annalisa brilla y fascina

Un millón 800 mil reproducciones en Spotify con "Sinceramente". Será lanzado en español

Annalisa, brillo y fulgores en San Remo (foto: ANSA)
Annalisa, brillo y fulgores en San Remo (foto: ANSA)

(ANSA) - SAN REMO, por Por Claudia Fascia - El festival aún no ha terminado, pero la cantante Annalisa -38 años, bella y oriunda de Savona-se lleva la primera victoria: es la mujer con el debut más alto en las listas de Spotify del mundo con "Sinceramente", en carrera en el festival de San Remo. En la plataforma musical ya registra más de un millón 800 mil reproducciones y la pieza también será lanzada en versión en español.
    "Una emoción", dice la reina de los eslóganes y los éxitos del verano. Una definición en cierto modo restrictiva para una artista que ha recorrido un largo camino hasta llegar a lo que es hoy.
    "La definición no me conviene, también porque creo que los éxitos siguen siendo canciones importantes. Solo me arrepiento cuando se llaman éxitos de verano, porque no duran solo una temporada. Las buenas canciones son aquellas que te hacen sentir en casa y te permiten estar a gusto. Hay que saber encontrar el equilibrio entre la ligereza, que para mí es un valor, y el mensaje", sentencia profunda.
    Annalisa, después de algunas experiencias en el ámbito musical con dos bandas, se dio a conocer como cantante solista en el 2011, participando a la décima edición del programa de talentos "Amici di Maria De Filippi" (en español Amigos de Maria De Filippi), donde obtuvo el segundo puesto en la categoría canto ganando el "Premio de la Crítica".
    Ella imagina que las canciones tienen múltiples capas "y está bien detenerse en la capa que quieras. Lo importante es poner esas capas allí. Luego las canciones pop se deslizan hacia lugares inesperados como caballos de Troya". Para la portada eligió Sweet Drems de Eurythmics, prefiriendo no quedarse en la superficie. "Se habla de sueños y los sueños son peligrosos, porque son fuertes y quizás sean ellos los que lo mueven todo -explica-, los que te hacen viajar, los que te hacen tomar decisiones, a veces te abruman, otras veces nos Dependemos de ellos... Pero es una hermosa adicción. Y tal vez estoy aquí precisamente por esta razón, por un sueño, el sueño de la música que sigo persiguiendo".
    Desde pequeña empezó a estudiar música. "No fue fácil porque para una niña de una ciudad de provincias muchas cosas parecen insuperables, muy lejanas. Fue un viaje lleno de desafíos, no siempre fáciles", evoca.
    Las debilidades están incluidas en el paquete. "Las pongo en las canciones. Sin sombras ni siquiera pueden nacer canciones felices. Hay que tener la capacidad de entender que cada uno vive la fragilidad a su manera", apunta Annalisa.
    El camino fue largo pero la vista fascinante. "El recorrido de estos 13 años de carrera me ha traído hasta aquí y ha acercado mi música a mí misma. Nunca como ahora me siento como en casa. El hilo conductor he sido yo, con mi evolución, mi crecimiento, mi convertirme en mujer". (ANSA).