Los tractores avanzan hacia a Roma

Gobierno estudia medidas para atemperar. La Liga contra la UE

La protesta del agro en Milán, los tractores avanzan hacia Roma (foto: ANSA)
La protesta del agro en Milán, los tractores avanzan hacia Roma (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA, por Alessandra Chini - La protesta de los tractores se dirige a Roma. "En los próximos días amontonaremos los tractores fuera de la ciudad. No habrá bloqueos, pero sí inconvenientes: esperamos miles de participantes de toda Italia", avisa el líder de la revuelta campesina, Danilo Calvani.
    Pero ya se ha probado lo que podría pasar en los últimos días y continúa con los bloqueos desde Milán a Crotone y también en Cerdeña. Desde el martes en Milán, cientos de agricultores con alrededor de setenta vehículos protestan a las puertas de Milán, en el peaje de Melegnano.
    El tránsito en las autopistas está bloqueado debido a las protestas tanto en Valdichiana como en Valdisangro. La tercera noche de bocinas y bombas de humo tuvo lugar en Cagliari.
    "Organizaremos muchas manifestaciones -explica Calvani sobre las protestas que llegarán a la capital- ya he llegado a acuerdos con la jefatura de policía. Esto nos lo conceden fácilmente".
    Pero los sindicatos van al ataque y piden vigilancia.
    "Salvini y Lollobrigida fueron muy cuidadosos cuando la CGIL y la UIL realizaron las huelgas generales, ahora están distraídos o están en el extranjero; los tractores están a punto de bloquear carreteras y autopistas pero ni una sola broma. Se ha oído hablar de que hay reglas", dispara el líder de la UIL, Pierpaolo Bombardieri, contra los ministros de Infraestructura y Agricultura.
    Mientras tanto, la centroderecha responde a las protestas volviendo a acusar las políticas de la Comisión Europea. "Es una manifestación de una inquietud que existe ante las decisiones tomadas por la Comisión Europea que no corresponden a los intereses de todos los países, probablemente de algunos", afirma el ministro de Transición Ecológica, Pichetto Fratin. "Siempre condeno la violencia -subraya el ministro de Exteriores, Antonio Tajani- pero es necesario comprender cuál es la causa del gravísimo malestar que existe en el mundo agrícola e industrial. Una política exclusivamente ideológica de lucha contra el cambio climático".
    De fondo, el próximo enfrentamiento europeo y los nuevos equilibrios que podrían surgir del mismo. "Solidaridad con la protesta de los tractores. Les invito a limitar las molestias en el tránsito porque significa perjudicar a otros trabajadores.
    Están enfadados con una Europa que quisiera pagarles por no producir, por no criar, por no sembrar. Esta es la Europa que queremos cambiar", enfatiza Matteo Salvini.
    Su partido, la Liga, de hecho, reitera su línea: "las últimas encuestas muestran claramente que los grupos de centro-derecha unidos, podrían representar la fuerza líder en el Parlamento Europeo: esto permitiría cambiar de dirección en Bruselas y remediar años de desastres causados ;;por Von der Leyen y sus asociados".
    Pero el gobierno de Giorgia Meloni también está pensando en posibles intervenciones. Una hipótesis sobre la que aparentemente trabaja el gobierno es limitar el fin de la exención del IRPEF -impuesto a la persona es el principal impuesto directo del sistema fiscal italiano- para dominios y rentas agrícolas "solo a quienes poseen grandes superficies".
    Por otro lado, el ejecutivo reivindica lo que ya se ha hecho por el sector con el aumento de los fondos globales en la medida presupuestaria y se subraya que el costo total de la exención del IRPEF, 250 millones de euros, resultó muy costoso para el Estado en comparación con el beneficio real, especialmente para las medianas y pequeñas empresas.
    Mientras tanto, la mesa técnica de la PAC se reunió en el Ministerio de Agricultura con el ministro y las asociaciones gremiales. Habrá una nueva reunión la próxima semana. Cuando los tractores podrían haber bajado a Roma. (ANSA).