Duro ataque de Josep Borrell a Israel: "convirtió a Gaza en un gran cementerio"

Ya la había convertido en una prisión", agrega. "Son opiniones personales", dice Antonio Tajani.

Gaza, un cementerio al aire libre. (foto: ANSA)
Gaza, un cementerio al aire libre. (foto: ANSA)

(ANSA) - BRUSELAS - El Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, acusó hoy a Israel, al abrir el consejo de los 27 ministros de Relaciones Exteriores en Bruselas. de "utilizar el hambre como arma de guerra y ha convertido a Gaza en un cementerio al aire libre, después de haberla convertido en una gran prisión al aire libre".
    Estas palabras duras se explican a la luz de las múltiples advertencias tanto de la ONU como de las ONG sobre el inminente riesgo de hambruna en la Franja.
    Además, estas afirmaciones no son nuevas, dado que Borrell expresó los mismos conceptos en América, durante su gira.
    Sin embargo, Tel Aviv ha decidido responder. "Borrell debe dejar de atacar a Israel y reconocer su derecho a la autodefensa contra Hamás", le exigió su homólogo israelí, Israel Katz.
    Borrell lleva semanas presionando a Occidente para que vaya más allá de los llamados y pase a acciones concretas, suscitando a veces perplejidad entre los 27.
    El ministro de Relaciones Exteriores italiano, Antonio Tajani, por ejemplo, se distanció, calificando las declaraciones del Alto Representante como "una opinión personal, ya que no están acordadas con nadie" aunque sean "legítimas".
    "No debemos olvidar que la guerra estalló debido a los crímenes cometidos por Hamás", recordó Tajani.
    Dicho esto, la UE, en esta ocasión, parece estar a punto de adoptar también medidas concretas, como sanciones contra los colonos violentos en Cisjordania. "Hemos llegado a un acuerdo político, los países que se oponían ahora se abstendrán", observó Borrell.
    El paquete también incluye medidas contra Hamás por las violaciones cometidas el 7 de octubre y debería implementarse siguiendo un calendario acordado (primero Hamás y luego los colonos). Fuentes europeas admiten que las sanciones a los colonos serán "simbólicas", pero servirán para aumentar la presión diplomática sobre Israel.
    La reacción de Israel ante la posibilidad de sanciones a los colonos no se hace esperar: el ministro de Finanzas, Bezalel Smotrich, afirma que se reforzarán aun más los asentamientos.
    "Hay una respuesta holística y sionista a esta afirmación: fortalecer y arraigar los asentamientos en todas las partes de la Tierra de Israel".
    Sin embargo, no hay avances en la posible suspensión de parte del acuerdo de asociación entre la UE e Israel, como solicitaron España e Irlanda. Borrell realizó una encuesta entre los 27 y, al constatar la falta de unidad al respecto, pasó al siguiente tema.
    En cambio, el Alto Representante anticipó la posibilidad de invitar al próximo Consejo de Asuntos Exteriores al ministro de Relaciones Exteriores israelí, Israel Katz, así como al nuevo primer ministro de la Autoridad Palestina, para continuar por el camino del diálogo, con el objetivo de crear las condiciones para la solución de los dos Estados.
    Pero en Bruselas no solo se discutió sobre Gaza. La otra gran crisis, la guerra en Ucrania, está muy presente y de hecho está entrando en una fase crítica, requiriendo "acciones urgentes" tanto por parte de Europa como de Estados Unidos.
    Los 27 han aprobado la creación de un Fondo de Asistencia a Ucrania de 5 mil millones para ayuda militar y han realizado una exhaustiva discusión sobre la posibilidad de utilizar los excedentes de activos rusos congelados en Europa, también para las necesidades militares de Kiev.
    "Hemos estado hablando de esto durante meses, al final debemos tomar una decisión, llegar a un texto legal", dijo Borrell. "El primer paso es una decisión del Consejo para luego llegar a un reglamento de la Comisión y del Servicio Europeo de Acción Exterior. Creo que hay un fuerte apoyo para utilizar los excedentes para Ucrania, aumentando también los recursos del EFP: presentaré esta propuesta antes del Consejo Europeo".
    "No puedo decir que haya unanimidad, pero sí un fuerte consenso", concluyó. Si esto será suficiente para pasar a los hechos, aún está por verse. (ANSA).