Peor golpe al ejército israelí desde el inicio de la guerra: 21 soldados muertos

Misil palestino destruyó dos edificios de Gaza donde se encontraban

Funeral de uno de los soldados israelíes que murieron ayer en Gaza. (foto: Ansa)
Funeral de uno de los soldados israelíes que murieron ayer en Gaza. (foto: Ansa)

(ANSA) TEL AVIV - Las fuerzas terrestres israelíes anunciaron haber completado el cerco de Khan Yunis, principal ciudad del sector sur de la Franja de Gaza, y han reforzado su presencia allí, poco después de anunciar el peor golpe desde el inicio de la guerra, con la muerte de 21 soldados por un proyectil que destruyó dos edificios.
    El portavoz militar, Daniel Hagari, anunció que en la operación para cercar Khan Yunis participaron unidades paracaidistas de la brigada Givati ;;y vehículos blindados, asistidos por unidades de comando.
    Esa zona - añadió el portavoz - es considerada un bastión de la 'Brigada Khan Yunis' de Hamás. Durante las operaciones, añadió el portavoz, "eliminamos a decenas de terroristas y tomamos posesión de almacenes de armas".
    Tras completar el cerco, el ejército israelí pidió a los residentes de 6 distritos al oeste de la ciudad de Khan Yunis que evacuaran a la "zona humanitaria" de Moassi junto al mar, "a través de la calle Al-Bahar".
    Así lo anunció en árabe el portavoz militar Avichai Adraee, añadiendo que la invitación es "por la seguridad de los residentes".
    Durante la tarde de ayer, 21 soldados murieron en el episodio más grave para el ejército israelí desde el comienzo de la guerra.
    La muerte de los 21 soldados israelíes fue provocada por un cohete antitanque lanzado por los "terroristas" que provocó la explosión y el colapso de dos edificios en los que se encontraban los soldados en el campo de refugiados de Maghazi, en el centro de la Franja, no lejos de la frontera.
    "Por lo que sabemos, dijo el portavoz, alrededor de las cuatro de la tarde los terroristas lanzaron un cohete contra un tanque que protegía a los soldados y se produjo una explosión en dos edificios de dos pisos. Estos se derrumbaron mientras los soldados estaban dentro y cerca de ellos".
    'Esta es una guerra que determinará el futuro de Israel en las próximas décadas. La muerte de estos combatientes debe estimularnos a alcanzar nuestros objetivos", dijo el Ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, al comentar la muerte de los 21 soldados.
    "Esta es una mañana pesada y dolorosa, con noticias amargas que llegan a las familias de esos soldados. Nos unimos a ellos en esta hora de luto", agregó el ministro. (ANSA).