Lazio celebró en el estreno

De Tudor como DT, venció a Juventus en tiempo de descuento

Tudor arrancó con victoria su ciclo en Lazio (foto: ANSA)
Tudor arrancó con victoria su ciclo en Lazio (foto: ANSA)

   (ANSA) - ROMA, 30 MAR - Un gol convertido por el montenegrino Adam Marusic en el cuarto minuto adicionado por el árbitro Andrea Colombo, le permitió al croata Igor Tudor cantar victoria por 1-0 frente a Juventus en el Olímpico en su estreno como técnico de Lazio.
    "Prefiero ganar a divertirme", decía hace pocos días, durante su presentación, el flamante entrenador de Lazio, que tras la renuncia de Maurizio Sarri parece haber enderezado el rumbo pues antes del receso había superado por 3-2 a Frosinone en el único partido de Giovanni Martusciello como conductor.
    Aquel triunfo llegó gracias a un doblete del argentino Valentín Castellanos, por quien hoy Tudor apostó en el debut y lo hizo jugar como titular hasta los 57', cuando lo reemplazó el goleador histórico Ciro Immobile.
    "Hay que tener respeto por el pasado, pero no podemos vivir del pasado porque el fútbol suele ser cruel y demanda triunfos", advertía también el croata en la previa del partido ante una Juventus en la que supo jugar y también fue parte del cuerpo técnico encabezado alguna vez por Andrea Pirlo.
    Hoy, Tudor le amargó la tarde a Massimiliano Allegri, quien no pudo festejar sus 500 partidos en Serie como DT del equipo de Turín, con el que conquistó cinco "scudettos", pero con el que hoy volvió a tropezar para alegría de los cerca de 55 mil espectadores que colmaron el Estadio Olímpico de Roma.
    Lazio le asestó un nuevo golpe a una Juventus que celebró apenas una victoria en sus últimas nueve presentaciones y que puede seguir perdiendo terreno porque quedó a tres puntos de un Milan que visita a Fiorentina en el cierre de la jornada y cinco por delante de Bologna, también con un partido menos.
    Hoy, el equipo de la capital le asestó la estocada letal en tiempo de descuento, cuando el remate de Marusic se coló a espaldas del polaco Wojciech Szczesny, como para que duela más, en el cierre de un partido que parecía encaminarse hacia un empate sin goles.
    La llegada de Tudor pareció darle esa dosis de entusiasmo necesaria que Lazio parecía haber perdido antes de la salida de Sarri, quien evidentemente supo percibirlo cuando decidió dar un paso al costado para permitir que otro intentase arreglar lo que él no había podido.
    Lazio salió decidido a ganar hoy y fue empujando a Juventus sobre su propio campo y dominando las acciones durante largos períodos en el primer tiempo, aunque la visita logró emparejar en el complemento, período en el que lució más sólida tras algunos ajustes ensayados por Allegri.
    Pero los siete puntos cosechados en sus últimos nueve partidos hablan más de un equipo que pelea por mantener la categoría que de uno que pretende disputar la Champions, objetivo que por ahora está logrando gracias a la buena campaña realizada en la primera ronda.
    Lazio, en cambio, luce revitalizada tras la salida de Sarri, que se concretó luego de tres derrotas en fila en el campeonato (ante Fiorentina, Milan y Udinese, sumada a la que sufrió con Bayern Munich en octavos de final del torneo continental), y a partir de la cual ganó sus dos partidos disputados.
    El equipo de Tudor, que arrancó hoy con el español Luis Alberto y el francés Mattéo Guendouzi en el banco (ingresaron casi sobre el final), presionó alto y masivamente en el inicio del partido, planteo al que Juventus respondió con idéntico argumento y generó la primera situación de riesgo a los 10' con un tiro libre de Federico Chiesa que conectó de cabeza el brasileño Gleison Bremer en el segundo palo y se fue apenas ancho. Lazio contestó siete minutos más tarde con un remate de mediavuelta de Castellanos que rozó el palo izquierdo de Szczesny, y volvió a llegar poco después tras una gran habilitación del brasileño para el argentino, que remató desviado.
    La presión del local y el exceso de confianza del arquero polaco casi le permiten a Daichi Kamada abrir el marcador, pero el japonés tardó demasiado para intentar vulnerar una valla sin defensa y permitió la recuperación.
    El juego de Juventus no conformaba a Allegri, quien se ganó la primera amonestación del partido por protestar, y la ausencia del suspendido goleador serbio Dusan Vlahovic se hizo sentir en el visitante, pues con Chiesa no alcanzó para compensar esa baja, aún cuando el delantero se las ingenió para llegar con peligro en la agonía del primer capítulo en dos ocasiones frente al arco del griego Christos Mandas.
    Las modificaciones ensayadas por Allegri en el arranque del complemento parecían darle más energía a Juventus, que volvió a llegar con peligro a los 52' con un remate de Andrea Cambiaso que logró conjurar el arquero local, tras lo cual Tudor decidió que también era hora de realizar cambios en su equipo y reemplazó a Castellanos por Immobile y al español Pedro por el danés Gustav Isaksen.
    Allegri respondió mandando a la cancha al estadounidense Timothy Weah por Cambiaso y Juventus empezó a lucir más sólida, incluso cuando Chiesa también dejó la cancha luego de un partido en el que alternó buenas y malas.
    Poco después, Marusic avisó tras una buena jugada de Immobile que resolvió con un remate que alcanzó a desviar providencialmente Gleison Bremer y el partido continuó abierto con marcador incierto y con dos equipos que empezaban a acusar el cansansio y obligaban a realizar nuevas modificaciones.
    Luis Alberto fue uno de los que saltó al ruedo sobre el final en reemplazo de Mattia Zaccagni y de inmediato llegó con peligro con un remate que alcanzó a desviarse en Daniele Rugani, cuando todo parecía encaminarse al 0-0.
    Pero en el último suspiro y mientras algunos iniciaban la retirada para evitar aglomeraciones, Guendouzi vio ingresar por el segundo palo a Marusic, Nikola Sekulov perdió la marca y el ruso decretó el 1-0 para que festejen los fanáticos de Lazio y Tudor en su debut auspicioso.
    Juventus, que también contó con el brasileño Danilo desde el inicio, lo sufrió y se marcha de Roma con las manos vacías, prometiendo devolver "gentilezas" el martes en Turín frente al mismo rival, al que recibirá por semifinales de la Copa Italia y visitará el 23 de abril en la revancha de ese torneo. (ANSA).