Italia debe alzar la puntería

"Tenemos que empezar a mejorar ya", advierte Spalletti en previa con Ecuador

Spalletti quiere que Italia juegue mejor (foto: ANSA)
Spalletti quiere que Italia juegue mejor (foto: ANSA)

   (ANSA) - NUEVA YORK, 23 MAR - "Debemos alcanzar un nivel más alto y debemos hacerlo rápido", resumió Luciano Spalletti, técnico de la selección de Italia que mañana enfrentará a Ecuador en Nueva York en su segundo amistoso de preparación en Estados Unidos para la Eurocopa de Alemania que se iniciará a mediados de junio.
    Un torneo en el que la "azzurra" defenderá la corona que conquistó en 2021 al derrotar en la final a Inglaterra en Wembley cuando aún era entrenada por Roberto Mancini, cuya renuncia le allanó el camino a un Spalletti que llegó impulsado por su consagración como campeón de la Serie A con Napoli.
    Pensando en el torneo continental y al aludir al triunfo previo por 2-1 ante Venezuela en Fort Lauderdale, Florida, en el que Italia logró imponerse con doblete del ítalo-argentino Mateo Retegui y la "Vinotinto" malogró un penal, Spalletti reiteró: "Tenemos que dar un paso adelante respecto de ese partido".
    Italia debutará en el torneo continental frente a Albania en el marco de un Grupo B que completan España y Croacia, razón de más para elevar la puntería para no pasar sobresaltos.
    "No tenemos mucho tiempo para prepararnos porque no podemos entrenarnos todos los días como en el caso de los clubes y por eso debemos aprovechar estas oportunidades para ir delineando la idea de juego", explicó el entrenador.
    Ecuador marcha quinto en las eliminatorias sudamericanas al Mundial 2026 (por debajo justamente de Venezuela tras sufrir la quita de tres puntos como sanción) y se prepara para participar en la Copa América que albergará este año Estados Unidos.
    El "Tri" es entrenado por el español Félix Sánchez Bas, que dirigía al anfitrión Qatar cuando cayó por 2-0 en el partido inaugural de aquel Mundial de 2022 ante el Ecuador que por entonces dirigía el argentino Gustavo Alfaro, al mando del cual se afirmaron algunos futbolistas que hasta entonces eran promesa.
    El seleccionado sudamericano llega precedido por su victoria por 2-0 frente a Guatemala en otro amistoso que también jugó en Nueva Jersey, donde mañana chocará con un rival que lo venció cuando se enfrentaron en el Mundial de Corea-Japón 2002 en la fase de grupos y con el que empató 1-1 en un amistoso disputado en 2005.
    Ecuador aparece como un rival de fuste para que Spalletti determine en qué momento se encuentra Italia, que según el ítalo-brasileño Jorginho "está en el camino correcto", aún cuando admite que "a nivel mental debemos seguir creciendo y tenemos que escuchar y cumplir con lo que nos pide el entrenador".
    "Tenemos que adaptarnos a cualquier situación de juego y darlo todo por el equipo", agregó el mediocampista del Arsenal al considerar que "Ecuador será un buen examen porque tiene jugadores de gran nivel y con mucha experiencia, sin querer con esto desmerecer a Venezuela", aclaró.
    Jorginho iniciaría como titular en el once "azzurro" que presentaría algunas modificaciones respecto del que derrotó el jueves a la "Vinotinto" dado que Spalletti confirmó que podría realizar "hasta nueve cambios", entre los cuales se destacae el ingreso de Guglielmo Vicario, arquero del Empoli, por Gianluigi Donnarumma, del PSG.
    Spalletti echaría mano también a varios jugadores de Inter, líder del campeonato italiano, como Matteo Darmian, Alessandro Bastoni, Nicoló Barella y Federico Dimarco, en tanto que Retegui (Genoa) le dejaría su lugar en cancha a Giacomo Raspadori (Napoli), quien sería asistido en ataque por Nicoló Zaniolo (Aston Villa) y Lorenzo Pellegrini (Roma).
    El entrenador espera contar también mañana con el aliento de los aficionados de la vasta comunidad italiana en Estados Unidos: "Nos muestran su afecto desde que llegamos y ahora debemos retribuirles ese amor en cancha, por esta camiseta y por nuestro país, del que ellos se encuentran tan lejos", destacó Spalletti.
    La selección "azzurra" tuvo un baño de cariño en su visita al Adidas Store en la Quinta Avenida, donde los jugadores y el DT repartireron autógrafos y saludos entre los fanáticos durante la presentación de las nuevas casacas oficiales del combinado nacional, que las estrenó frente a Venezuela y volverá a lucirlas mañana.
    Una presentación que incluyó la proyección de las imágenes de los futbolistas italianos en los carteles deTime Square, un ícono de la ciudad de Nueva York, el viernes por la noche, cuando fueron homenajeados por la National Italiana American Foundation y recibidos por el consul general, Fabrizio Di Michele.
    "Estamos aquí para abrazarlos y apoyarnos en nombre de toda la comunidad y esperamos volver a verlos aquí en el Mundial que se celebrará dentro de tres años", afirmó Di Michele, al aludir al deseo de todo fanático italiano de revancha tras dos ediciones mundialistas en las que la "azzurra" estuvo ausente (Rusia 2018 y Qatar 2022).
    "Es un placer y un orgullo para nosotros jugar en Estados Unidos y poder compartir momentos tan especiales como este con la comunidad ítalo-americana", dijo por su parte Gabriele Gravina, presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), al destacar el cariño expresado a la selección tanto en Miami, como en Nueva York.
    Mañana, como advirtió Spalletti, Italia intentará devolver ese cariño con una alegría cuando salga a la cancha probablemente con: Guglielmo Vicario; Matteo Darmián, Gianluca Mancini, Davide Bastoni; Raoul Bellanova, Jorginho, Nicoló Barella, Federico Dimarco; Nicoló Zaniolo, Lorenzo Pellegrini y Giacomo Raspadori.
    Ecuador lo haría con Hernán Galíndez; Angelo Preciado, Félix Torres, Willian Pacho, Piero Hincapié; Pervis Estupiñán, Moisés Caicedo, Carlos Gruezo; Kendry Páez y Ángel Mena o Jeremy Sarmiento y Jordy Caicedo. (ANSA).