Roma retira candidatura

Como sede del Mundial de atletismo 2027 y estalla el fuego cruzado.

Alessandro Onorato, asesor de Deportes de Roma (foto: ANSA)
Alessandro Onorato, asesor de Deportes de Roma (foto: ANSA)

   (ANSA) - ROMA, 28 FEB - Roma retiró hoy su candidatura como sede del Mundial de atletismo que se celebrará en 2027, informó la federación italiana de ese deporte (Fidal), al anunciar la decisión "por la falta de requisitos mínimos para participar en la competencia".
Así se lo hizo saber a la federación internacional (World Athletics) en una carta dirigida al titular de esa entidad, el ex campeón olímpico británico Sebastian Coe, con copia al jefe del Comité de Evaluación de las candidaturas, el finlandés Antti Pihlakoski.
La capital italiana se había postulado hace cinco días para albergar la vigésimo primera edición del Mundial de atletismo, por cuya sede compiten Pekín, Estambul, Londres y una ciudad de India por determinar.
World Athletics debería informar en breve su decisión, con Roma ya fuera de competencia porque, según explicó la Fidal, en la carta de garantía del gobierno faltaba "un elemento de vital importancia" relacionado con un aporte financiero estatal para cubrir el 85 por ciento de los 130 millones de euros contemplados en el presupuesto.
La entidad que preside Stefano Mei optó por bajar la candidatura, mientras que el gobierno, a través del ministro de Deportes y Juventud, Andrea Abodi, aclaraba presuroso: "Hicimos todo lo posible. Le pedimos a la Fidal en noviembre que preparase un plan de negocios, documento que hubiese sido útil mucho tiempo antes y que fue presentado el 24 de enero".
"Con toda la buena voluntad, en una fase tan delicada para nuestro país, fue imposible encontrar las garantías públicas necesarias para cubrir los 85 millones de euros solicitados", agregó.
​La noticia echó por tierra "el sueño", como lo definió el campeón olímpico de salto en alto Gianmarco Tamberi, imagen de la campaña cuando la Fidal lanzó la candidatura a comienzos de febrero.
Moderadamente optimista se decía el presidente del Comité Olímpico Italiano (CONI), Giovanni Malagó, sobre las opciones de Roma, que hoy quedaron definitivamente truncadas.
La "Ciudad Eterna" dejó pasar el tren de volver a albergar un Mundial de atletismo después de 40 años tras haber visto frustrada su aspiración de organizar por segunda vez los Juegos Olímpicos de este año después de haberlo hecho en 1960.
Como consuelo le queda el haberse asegurado la sede de los Campeonatos europeos de Atletismo que se realizarán en junio.
Un detalle que no conformó al asesor de Deportes de Roma, Alessandro Onorato, quien consideró que esta es "la enésima oportunidad perdida para el deporte y para la capital".
El funcionario comparó a la presidenta del Consejo de Ministros de Italia, Giorgia Meloni, con la ex alcaldesa de Roma Virginia Raggi, quien en 2016 retiró la candidatura de esta ciudad para los Juegos Olímpicos que se celebrarán en París.
"Meloni es como Raggi. El rechazo a organizar el Mundial de atletismo por parte de la presidenta y del ministro Abodi es comparable -dijo- con el de la ex alcaldesa Raggi".
"No apoyar la candidatura presentada por la Fidal, por el CONI y por Roma, con el respaldo del alcalde (Roberto) Gualtieri, representa una decisión irracional por parte del gobierno", continuó Onorato.
"Y es más grave aún porque fue adoptada por una presidenta y por un ministro que son romanos y saben muy bien que nuestra ciudad estaba lista para organizar este gran evento deportivo internacional", agregó. 
"Lo paradójico es que el gobierno de Meloni sí apoyó económicamente los Juegos Olímpicos de Invierno de Milán-Cortina (2026), los Juegos Mediterráneos en Taranto (2026) y el ATP Finals de Turín (que se disputa en esa ciudad)", comparó.
"Esta es una clara muestra de que el gobierno le dio la espalda a Roma, la capital de Italia", finalizó.
Quien "recogió el guante" fue Federico Rocca, presidente del Comité de Transparencia y consejero por la capital del partido Fratelli D'Italia (Hermanos de Italia, que preside Meloni), al considerar las acusaciones de Onorato "injustas e infundadas".
"Me entero con asombro de las declaraciones del consejero". dijo al aclarar: "Por lo que yo sé, hasta hace unas semanas sólo había habido conversaciones informales con la autoridad gubernamental a cargo del Deporte sobre la intención de Fidal y del CONI de postular a Roma". 
"Recién el 25 de enero se conoció el proyecto y se le presentó al ministro un informe de viabilidad en el que se destacó la necesidad de una contribución pública de alrededor de 85 millones de euros y no se preveía ninguna participación concreta por parte de la Comuna de Roma", agregó.
"En ese momento quedó claro que para garantizar una ayuda tan relevante era imprescindible consultar al Parlamento para obtener las garantías públicas. En cualquier caso, se preparó una nota firmada por el ministro de Deportes que expresa el pleno apoyo del gobierno italiano a la candidatura", completó.
Rocca aprovechó "para preguntarle al propio asesor cuál será el apoyo económico concreto que piensa darle a Roma al Campeonato europeo de atletismo que se celebrará dentro de pocos meses en esa ciudad".
"Hasta el momento no está contemplado ningún acto formal que garantice los recursos necesarios para ese evento en comparación con los nueve millones financiados por el gobierno y los más de dos millones aportados por la región de Lazio", recordó. 
"Los integrantes del Partido Democrático deberían hacer las paces con sus cerebros y preocuparse de administrar una ciudad que hoy es un desorden". concluyó.
La aludida Raggi fue quien le bajó el pulgar en su momento a la posibilidad de que Roma organizara los Juegos Olímpicos de este año, aunque el entonces primer ministro Mario Monti había rechazado el apoyo a la candidatura de Roma para los de 2020, que se celebraron en Tokio un año más tarde por efecto de la pandemia.
"No fui yo quien dijo en su momento que no quería asumir un compromiso financiero que podía endeudar a Roma por varios años y poner en riesgo el dinero de los contribuyentes, sino el primer ministro Monti, el 11 de marzo de 2012 cuando anunció la renuncia de Roma a la candidatura a los Juegos Olímpicos", recordó la ex alcaldesa.
"Quienes me criticaron en ese momento, elogiaron servilmente a Monti y hoy se cuidan de mencionarlo", agregó la concejala por el Movimiento 5 Stelle (5 Estrellas) al destacar que "hay quienes hoy me acusan sin mencionar que por aquellos años trabajé para traer a Roma el Campeonato europeo de Atletismo de 2024 y el Mundial de Natación de 2022". (ANSA).