El Calcio llora a Gigi Riva

El máximo artillero de la "azzurra" murió a los 79 años

Luigi
Luigi "Gigi" Riva (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA, 22 GEN - El fútbol italiano está de luto por la muerte a los 79 años de Luigi "Gigi" Riva, máximo artillero histórico de la "azzurra" que había sido internado en el sector de Cardiología del hospital Brotzu de Cagliari tras un haber sufrido un infarto.
    "Gigi" Riva, campeón europeo con la "azzurra" en 1968, permanecía en "condiciones estables", pero debía ser operado del corazón tras haber sufrido una descompensación en su casa.
    El ex atacante, conocido como "Rombo di Tuono", había sido internado en el reparto de Cardiología del hospital Brotzu de Cagliari, en el que había sido sometido a estudios médicos tras el malestar que sintió en la víspera.
    En este escenario, en redes sociales se había registrado el hashtag "Fuerza Gigi" para apoyar a Riva, presidente honorario del Cagliari desde 2019, al cual guió a ganar el "Scudetto" de la Serie A 1969-70.
    Riva, que también fue presidente del Cagliari en 1986, permanece como el máximo artillero de la selección italiana, pues marcó 35 goles en los 42 partidos que jugó con la "azzurra", con la que perdió ante Brasil la final del Mundial de México 70.
    "Giggirriva", como lo llamaban en Cagliari, arribó en 1963 procedente del Legnano al club de la ciudad de la isla de Cerdeña, donde permaneció hasta 1976.
    "Aquí, yo que en la práctica no tengo familia, encontré muchas", respondía Riva a quien le preguntó el motivo de su permanencia en Cagliari, en cuyo plantel decidió "colgar lo botines" con 32 años.
    Además de ser venerado por la afición del Cagliari, el ex delantero se convirtió inmediatamente en un ídolo de la "azzurra", pues los "tifosi" le elogiaban sus goles de gran jerarquía y su generosidad constante.
    Entre las 35 conquistas que marcó para Italia se destaca especialmente la que abrió el camino a la victoria por 2-0 que significó la coronación de la "azzurra" en la final de la Eurocopa 68 ante Yugoslavia.
    Además, se dio el gusto de ser el máximo artillero de la Serie A en tres ediciones, pues sumó 18 goles en la temporada 1966-67, dos más en la 1968-69 y celebró 21 conquistas en la 1969-70.
    Su destacado nivel en el "Calcio" le permitió además llegar a ser considerado candidato al Balón de Oro, pero finalizó segundo (1969) y tercero (1970) en las votaciones finales por el premio al mejor futbolista del mundo, aunque en esa época sólo se destacaba a quienes brillaban en Europa.
    Luego de su retiro, también se dio el gusto de ser el responsable de la delegación de la selección de Italia que ganó el Mundial de Alemania 2006, cuarta estrella para la "azzurra".
    "El paciente está tranquilo y sus condiciones generales son estables", se leía en el primer boletín médico de la dirección del hospital Arnas Brotzu sobre "Gigi" Riva.
    Los controles cardiológicos habían asegurado que Riva se encontraba en condiciones de salud "no graves", pese a lo cual se había programado una pequeña intervención.
Riva hablaba con los médicos y bromeaba con su pareja, Gianna Tofanari, madre de sus dos hijos, Nicola y Mauro, según indicaron desde el hospital Brotzu, que ya inició la preparación para que todos puedan despedirse definitivamente de su ídolo.
"Esperamos una afluencia importante de aficionados y de muchas personas que también han apreciado al hombre de Riva en los últimos años. Sin embargo, les pedimos que respeten el tráfico en la zona porque debemos continuar con nuestro trabajo", afirmó Raimondo Pinna, director sanitario del hospital.
    "Actualmente está bajo vigilancia del personal sanitario y es asistido por sus familiares. En los próximos días se continuará con los controles clínicos del caso", completaba el comunicado del hospital, cuya dirección había garantizado un boletín cotidiano sobre sus condiciones.
    "Me entristece enterarme de la enfermedad que ha afectado a Gigi Riva, hospitalizado en Cagliari. Un abrazo para él y sus seres queridos. ¡Vamos, gran campeón!", había publicado en redes sociales el Ministro del Interior de Italia, Matteo Piantedosi, en apoyo al astro "azzurro".
    "Estamos contigo, vamos Gigi", se leía en el mensaje que Cagliari había publicado en su cuenta de la red social X, conocida anteriormente como Twitter, con dos emojis de corazones, uno rojo y otro azul, los colores del club italiano.    (ANSA).

Tags relacionadas