Acepta renuncia obispo peruano por caso del Sodalicio

Monseñor Eguren pidió su retiro de Piura.

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 02 APR - El Papa aceptó la renuncia anticipada al gobierno pastoral de la archidiócesis metropolitana de Piura (Perú) presentada por monseñor José Antonio Eguren Anselmi, miembro del Sodalicio de Vida Cristiana, un grupo que ha estado en el centro de investigaciones sobre abusos en el pasado.
    Monseñor Eguren, que tiene 68 años (y no 75 como se exige para retirarse del cargo de obispo), había estado en el centro de una investigación periodística en Perú en la que se le acusaba de encubrir los abusos del fundador de la Fraternidad, Luis Fernando Figari.
    El obispo Eguren había demandado a los periodistas, quienes luego fueron declarados culpables. Pero Eguren retiró posteriormente la denuncia y la sentencia fue anulada.
    En enero de 2018, a propósito del Sodalicio de Vita Cristiana, congregación religiosa con sede en Lima fundada por el laico Luis Fernando Figari, intervenida en vísperas del viaje a Perú, el Papa Francisco explicó en el vuelo de regreso a Roma que se trataba del "caso de una persona que mostraba gran virtud y que, tras una pequeña investigación, reveló que llevaba una doble vida".
    "Hubo denuncias de abusos, no solo sexuales, sino también de manipulación del consenso, contra el fundador", recordó el Pontífice. (ANSA).