Recursos y tecnologías innovadoras para armas y no para el agua

Mensaje del Papa Francisco por el Día Internacional del Agua

Francisco lamentó los recursos que van a las armas y no a desarrollar fuentes para el agua potable.  (foto: ANSA)
Francisco lamentó los recursos que van a las armas y no a desarrollar fuentes para el agua potable. (foto: ANSA)

(ANSA) CIUDAD DEL VATICANO - El Papa Francisco lamentó hoy, cuando se conmemora el Día Internacional del Agua, que "los ingentes recursos financieros y tecnologías innovadoras, que podrían emplearse para hacer que el #agua fuera fuente de vida y progreso para todos, se desvían hacia la producción de armas".
    "Nunca antes ha sido tan urgente invertir en el diálogo y en la paz", tuiteó el Pontífice al comentar el Día, que motivó la divulgación de alarmantes datos para Italia donde, según cifras oficiales, el 42,4% del agua potable se pierde en las redes.
    De acuerdo al Istat, el organismo oficial de estadísticas, en 2022 el agua que se perdió en las redes municipales de distribución de agua potable cubriría las necesidades de 43,4 millones de personas durante todo un año, un dato peor que el de 2020, que fue de 42,2%. Las redes de distribución municipal suministran en Italia cada día 214 litros de agua potable por habitante (36 litros menos que en 1999) para usos autorizados. En 2023, el porcentaje de familias que no confían en beber agua del grifo fue del 28,8% (estable en comparación con 2022). En 2022, el volumen de agua extraída para uso potable en Italia ascendió a 9,14 mil millones de metros cúbicos.
    Esa agua fue utilizada para garantizar el uso diario de la población, pero también de pequeñas empresas, hoteles, servicios, actividades comerciales, productivas, agrícolas e industriales conectados directamente a la red urbana, así como a colegios, oficinas públicas, hospitales, fuentes, etc.
    La extracción diaria de 25 millones de metros cúbicos, equivalentes a 424 litros por habitante, es posible gracias a una densa red de suministro (aproximadamente 37.400 fuentes activas para usos de agua potable).
    Continúa la lenta y modesta contracción del volumen de extracción registrado a partir de 2018. Aunque el volumen en 2022 disminuyó un 0,5% con respecto a 2020, Italia ocupa desde hace más de veinte años el primer lugar en la Unión Europea por la cantidad, en valor absoluto, de agua dulce extraída para uso potable de masas de agua superficiales o subterráneas (excluidas, por tanto, las extracciones de aguas marinas).
    Entre los países de la UE27 del área mediterránea, Italia está entre los que más utilizan aguas subterráneas, extraídas de pozos y manantiales, para satisfacer las necesidades de la población.
    En términos per cápita, la brecha entre los países de la UE27 es amplia e Italia -con 155 metros cúbicos al año por habitante- se sitúa en tercera posición, solo precedida por Irlanda (200) y Grecia (159), y seguida a clara distancia por Bulgaria (118) y Croacia (111).
    La mayoría de los Estados miembros (20 de 27) retiraron entre 45 y 90 metros cúbicos de agua dulce por persona para el suministro público.
    Si bien 2022 fue el año más cálido y menos lluvioso desde 1961, la extracción para beber no parece haber sufrido, en conjunto, variaciones significativas, a pesar de que a nivel local, en algunos casos, se registraron problemas críticos importantes en determinados períodos del año.
    En 2023, el porcentaje de familias que se quejaron de irregularidades en el servicio de suministro de agua en sus hogares fue del 8,9%, frente al 9,7 del año anterior.
    El año pasado, el porcentaje de personas de 11 años o más que consumieron al menos medio litro de agua mineral al día fue del 81,8%, prácticamente sin cambios respecto a 2022. (ANSA).