Mensaje de Francisco a migrantes: "no son un descarte"

"También yo soy hijo de migrantes. No olviden su dignidad"

"Yo también soy hijo de inmigrantes", recuerda Francisco. (foto: ANSA)

(ANSA) CIUDAD DEL VATICANO - El Papa Francisco envió una carta a un grupo de migrantes reunidos en Lajas Blancas, Panamá.
    "Queridos inmigrantes, ahora quisiera acompañarlos personalmente - les escribe el Pontífice -. Soy también hijo de inmigrantes que partieron en busca de un futuro mejor. Hubo momentos en los que se quedaron sin nada, incluso con hambre; con las manos vacías, pero el corazón lleno de esperanza".
    "Agradezco a mis hermanos obispos y agentes pastorales que me representan ante ustedes - continúa la carta del Papa en español -. Ellos son el rostro de una Iglesia madre que camina con sus hijos, en quienes descubre el rostro de Cristo y, como Verónica, con cariño, ofrece alivio y esperanza en el vía crucis de la migración".
    "Gracias por su compromiso con nuestros hermanos y hermanas migrantes que representan la carne sufriente de Cristo, cuando se ven obligados a abandonar su tierra, para afrontar los riesgos y las tribulaciones de un camino duro, sin encontrar otra salida", agrega Francisco.
    "Hermanos y hermanas migrantes - dice el texto del Papa, fechado hoy, 21 de marzo -, no olviden nunca su dignidad humana.
    No tengan miedo de mirar a los demás a los ojos porque no son un desperdicio, sino que también son parte de la familia humana y la familia de los hijos de Dios. Y gracias por estar allí".
    "Que Jesús los bendiga y la Santísima Virgen los cuide - concluye -. Y, por favor, no se olviden de orar por mí.
    Fraternalmente, Francisco". (ANSA).