Estado gripal leve cancela la agenda del Papa

Está confirmado el Angelus de mañana, dijo el Vaticano.

Estado gripal leve, obliga al Papa a suspender la actividad de este sábado. (foto: ANSA)
Estado gripal leve, obliga al Papa a suspender la actividad de este sábado. (foto: ANSA)

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, por Manuela Tulli - Un nuevo stop en la actividad del papa Francisco por problemas de salud. "Debido a un estado gripal leve, por precaución, el Papa canceló las audiencias previstas para hoy", anunció por la mañana la oficina de prensa del Vaticano. Se trataría de una ligera indisposición debida a dolencias estacionales y, "de momento", informa el Vaticano, está confirmado el Ángelus de mañana.
    Los problemas respiratorios vuelven a aflorar y el pontífice fue atendido hoy en la Casa Santa Marta. A los diáconos de Roma, que se preparan para ser ordenados sacerdotes y que debían reunirse hoy con el papa Francisco, queda solo un discurso que les fue entregado. Debía ser la primera salida pública del Papa después de la semana de ejercicios espirituales que comenzó el pasado domingo.
    Los problemas respiratorios ya habían obligado a un stop al papa Francisco a finales de noviembre cuando, a último momento, tuvo que cancelar su viaje a Dubai para la COP 28. Pero también en diciembre y enero tuvo que renunciar, en un par de ocasiones, a leer. el texto del Ángelus o el de la Audiencia General por dificultad para hablar. Incluso en audiencias privadas con grupos en las últimas semanas, en algunas ocasiones se podía escuchar dificultad para respirar y en la voz; Por muy normal que sea en esta temporada, más aún para un hombre de 87 años.
    Pero aunque la indisposición comunicada hoy es "leve", como afirma la oficina de prensa vaticana, las incógnitas sobre los compromisos del Papa vuelven a surgir: la próxima semana tendrá una agenda muy ocupada de compromisos programados y dentro de un mes comenzarán los ritos pascuales. el momento más intenso, y también exigente, en la vida de la Iglesia.
    Se le espera en Venecia el 28 de abril, en Verona el 18 de mayo y en Trieste el 7 de julio. Estas son las visitas ya anunciadas oficialmente. Luego está ese largo viaje a Asia que al Papa le gustaría realizar en agosto. Y luego, si sus condiciones personales y las del país lo permiten, siempre queda la idea de ir a Argentina, su país, del que falta desde 2013, es decir, desde que fue elegido Pontífice.
    Es una agenda compleja a la que el papa Francisco no quiere renunciar y el equipo médico que lo sigue es plenamente consciente de ello. Sin embargo, de vez en cuando, se las arregla para sugerir descansos, incluso "por precaución", como el de hoy. (ANSA).