"Situación en Tierra Santa gravísima, una tragedia"

Francisco llama a tener "presencia en ese sitio atormentado"

El Papa vuelve a advertir sobre la situación en Tierra Santa (foto: ANSA)
El Papa vuelve a advertir sobre la situación en Tierra Santa (foto: ANSA)

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO - "La situación actual de Tierra Santa y de los pueblos que la habitan nos involucra y duele. Es muy grave desde todo punto de vista", afirmó el Papa Francisco al recibir este lunes, en audiencia, a los miembros del Studium Biblicum Franciscanum, una sociedad académica franciscana con sede en Jerusalén, que es un centro de investigación y estudios bíblicos y arqueológicos.
    "Es muy serio", repitió espontáneamente. "Escuché al padre Faltas (Ibrahim, Vicario de la Custodia de Tierra Santa en Jerusalén, NDR), las cosas que me hizo saber. Y todos los días me comunico con la parroquia de Gaza: sufren mucho por esta situación. Esta situación es muy grave", insistió.
    "Debemos rezar y actuar sin cansarnos para que esta tragedia termine", exhortó Francisco a los presentes: "Que esto les sirva de estímulo aún mayor para profundizar en las razones y en la calidad de su presencia en esos lugares atormentados, en el que están las raíces de nuestra fe".
    "Gracias por vuestra presencia en Tierra Santa, gracias, con valentía adelante, gracias por todo lo que hacéis!", apuntó en el homenaje final.
    Asimismo, Francisco envió un telegrama de condolencias por las víctimas del deslizamiento de tierra ocurrido en el departamento del Chocó, en Colombia. El mensaje fue transmitido en nombre del Pontífice por el cardenal secretario de Estado, Pietro Parolin, al administrador apostólico de Quibdó, monseñor Mario de Jesús Álvarez Gómez.
    El Papa dice estar "profundamente entristecido al conocer la catástrofe natural que afecta a la región del Chocó, y que ha causado numerosas víctimas y daños materiales", y "ofrece fervientes sufragios por el eterno descanso de los difuntos".
    Francisco "reza también al Señor para que conceda consuelo a los muertos y a cuantos sufren en estos momentos de dolor e incertidumbre, y sostenga con sus gracias a todos los que están comprometidos en la búsqueda de los desaparecidos".
    El Papa Bergoglio, "mientras pide a la Santísima Virgen María que interceda ante su hijo Jesucristo por todas las personas afectadas por esta catástrofe, les imparte afectuosamente la reconfortante bendición apostólica, como signo de su cercanía espiritual".
    En el encuentro con los miembros del Studium Biblicum Franciscanum, el Papa también dijo que "hay demasiadas universidades pontificias en Roma" y que "hay que llegar a un acuerdo, hablar".
    "El estudio riguroso y científico de las fuentes bíblicas, enriquecido con los métodos más modernos y las disciplinas afines, puede combinarse siempre con el contacto con la vida del santo pueblo de Dios y orientado a su servicio pastoral, en armonía y en beneficio de vuestro carisma específico en la Iglesia", subrayó el Pontífice en su discurso.
    "Estudiar, meditar, pero en el corazón de la Iglesia: el santo pueblo fiel de Dios que camina", su recomendación, también improvisada: "Fuera del cuerpo de la Iglesia, estos estudios no sirven de nada: ¿para qué valen la pena? es el cuerpo de la Iglesia, el cuerpo de la santa madre Iglesia", expresó luego.
    "En este tiempo en el que el Señor nos pide escuchar y conocer mejor su Palabra, para hacerla resonar en el mundo de manera cada vez más comprensible, vuestro trabajo discreto y apasionado es más precioso que nunca", homenajeó Francisco y animó a los presentes "a seguir realizándolo y capacitándolo en la investigación, la docencia y la actividad arqueológica".
    (ANSA).