Vía libre a revisión de la política agrícola común

Busca reducir burocracia y flexibilizar metas sustentables.

(ANSA) - BRUSELAS, 26 MAR - Los representantes de los países miembros de la Unión Europea, reunidos en el Comité Especial de Agricultura, han dado luz verde a una revisión específica de la Política Agrícola Común (PAC), propuesta por la Comisión Europea como respuesta a las crecientes preocupaciones manifestadas por los agricultores, evidenciadas recientemente en las protestas con tractores en Bruselas.
    La revisión tiene como objetivo principal aliviar la carga administrativa y brindar mayor flexibilidad para cumplir con los requisitos ambientales, según destacó el Consejo de la UE.
    Entre las modificaciones aprobadas se incluyen exenciones, derogaciones e incentivos sobre las obligaciones de barbecho, rotación de cultivos y cubierta del suelo, necesarios para acceder a los fondos de la UE.
    Asimismo, se contemplan derogaciones temporales y dirigidas a ciertos requisitos de condicionalidad en caso de condiciones climáticas adversas, como sequías e inundaciones, que impidan a los agricultores cumplir con los mismos.
    Además, se exime a las pequeñas explotaciones agrícolas de menos de 10 hectáreas de controles y sanciones relacionadas con la PAC.
    El subsecretario del ministerio de Agricultura italiano, y senador, Patrizio La Pietra, calificado la revisión como una victoria para el gobierno italiano, al subrayar la importancia de considerar a los agricultores como los principales guardianes del medio ambiente.
    Sin embargo, las ONG ambientalistas expresaron una condena firme hacia las reformas, alegando que representan un retroceso y comprometen la sostenibilidad a largo plazo.
    Por otro lado, el viceprimer ministro belga David Clarinval respaldó las reformas como un equilibrio adecuado entre la flexibilidad para los agricultores y los altos estándares ambientales.
    Carlo Fidanza, líder de Hermanos de Italia, el partido de Giorgia Melloni, en el Parlamento Europeo, destacó que las reformas satisfacen las demandas legítimas de los agricultores europeos, y condenó la "ideología verde" que ha guiado las políticas anteriores.
    Ahora, la propuesta deberá ser sometida al escrutinio del Parlamento Europeo durante la última sesión plenaria de la legislatura. La revisión de la PAC sigue generando divisiones y controversias en un momento en que la Unión Europea intenta equilibrar las necesidades agrícolas con los objetivos ambientales. (ANSA).