Energía nuclear, clave para enfrentar el cambio climático

Cumbre en Bruselas. Italia defiende su uso.

Canciller Antonio Tajani,
Canciller Antonio Tajani, "Italia frente a la energía nuclear de cuarta generación" (foto: ANSA)

(ANSA) BRUSELAS - Italia apunta a la energía nuclear de cuarta generación como una de las opciones para abandonar progresivamente los combustibles fósiles, afirmó hoy el canciller italiano, Antonio Tajani, tras participar en la cumbre sobre energía nuclear organizada por la presidencia belga de la UE en Bruselas.
    "Italia busca la independencia energética para abandonar progresivamente los combustibles fósiles y centrarse en una combinación energética que incluya energías renovables, hidrógeno e incluso energía nuclear", afirmó el canciller italiano.
    Por eso hemos aprobado el documento general que analiza la energía nuclear, porque es una de las fuentes energéticas menos contaminantes. La Comisión de la UE también lo dice", agregó el canciller italiano.
    "Tanto para la transición climática como para la independencia energética, para nosotros es correcto considerar la energía nuclear de cuarta generación. Después de todo, estamos a la vanguardia desde el punto de vista de la investigación", agregó.
    Al intervenir en la cumbre, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, destacó como objetivos europeos reforzar las inversiones, ampliar el compromiso con la transición, considerar extender la vida útil de las centrales eléctricas existentes e innovar con pequeños reactores modulares.
    Esos serían los cuatro pilares de acción que, según Von der Leyen, permitirán a la energía nuclear hacer una "contribución significativa" a un futuro sin emisiones en Europa y el mundo.
    "El futuro de las tecnologías nucleares no está en absoluto asegurado", advirtió la presidenta de la Comisión Europea en su intervención en la cumbre, copresidida por Bélgica y la Agencia Internacional de Energía Atómica (Aiea) que dirige el argentino Rafael Grossi.
    En la UE hay "opiniones diferentes sobre la energía nuclear, admitió, pero las tecnologías nucleares pueden desempeñar un papel importante en la transición hacia una energía limpia" Recordó que la energía atómica a nivel mundial es la segunda fuente de electricidad baja en emisiones después de la hidroelectricidad" y puede proporcionar "un ancla fiable para los precios de la electricidad, la seguridad energética y para garantizar la competitividad" de la UE.
    Es imperativo, agregó Von der Leyen, "garantizar nuevas inversiones" que "deben acelerarse ya en esta década y alcanzar nuevos niveles en 2030" y que "requieren el apoyo de los gobiernos, para garantizar que la contribución de la energía nuclear a la seguridad eléctrica sea adecuadamente evaluada y remunerada" Los gobiernos también deben evaluar la ampliación de la vida útil de las centrales nucleares existentes, siempre que no pongan en peligro la seguridad.
    "Dada la urgencia del desafío climático, los países deben considerar cuidadosamente sus opciones antes de renunciar a una fuente fácilmente disponible de electricidad baja en carbono", señaló.
    Von der Leyen concluyó subrayando el papel de los pequeños reactores modulares para la expansión de la energía nuclear.
    "Son una tecnología prometedora y hay una carrera en curso entre países y empresas líderes para llevarla al mercado", explicó, y destacó que muchos Estados miembros han expresado un gran interés en los minirreactores lo que ha llevado a la Comisión a lanzar una alianza industrial para alcanzar el primer reactor modular de producción europea en 2030.
    Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, consideró que la energía nuclear podría dar a la UE una "autonomía estratégica" muy importante y se mostró partidario de que cada miembro pueda decidir "sobre su propia combinación energética nacional". (ANSA).