Aprobaron las ayudas francesas a Kiev

Amplio consenso en el Parlamento de París.

(ANSA) - PARIS, 12 MAR - El Parlamento francés aprobó por amplia mayoría, como estaba previsto, la política de ayudas a Ucrania: 372 votos a favor, 99 contrarios, con Rassemblement National, de Marine Le Pen, que no participó en la votación, llegada al fin de la tarde de debate, a ratos vivaz, aunque el sufragio fue simbólico y no vinculante.
    A expresarse en contra fueron esencialmente los diputados de extrema izquierda de La France Insoumise, mientras por las ayudas del gobierno a Kiev se pronunciaron la derecha moderada de los Républicains, los socialistas y los ecologistas.
    El comentario del presidente, Emmanuel Macron, es esperado para el jueves por la noche, cuando se expresará acerca del argumento durante el telediario de las 20 hora local.
    "Abstenerse significa huir" y votar en contra es "dar la espalda a nuestra historia": así el premier Gabriel Attal se dirigió a la oposición de los dos extremos. Hablando luego directamente a los franceses, alertó contra los riesgos "concretos" y "tangibles" de una victoria rusa para la vida cotidiana de todos.
    Tras dos años de guerra -destacó- una victoria de Vladimir Putin sería "un cataclismo", también "por el poder adquirido".
    Attal luego recalcó y relanzó la hipótesis de Emmanuel Macron: "No nos fijamos algún límite frente Rusia, que no se fija ninguno".
    Más allá de las polémicas suscitadas por las afirmaciones de Macron acerca de la eventualidad no excluida de un futuro envío de tropas a Ucrania, las ayudas a Kiev son igualmente uno de los temas dominantes de la campaña electoral, con los sondeos que otorgan a la extrema derecha de Le Pen una neta ventaja.
    Y justamente Le Pen, durante el debate, acusó a la mayoría de "instrumentalizar" la guerra para "colocarla al servicio de su agenda electoral".
    "O se es pro-Macron o bien se es acusado de ser pro-Putin", exclamó.
    Todas las divisiones de la gauche (izquierda) emergieron en esta ocasión, con la France Insoumise de Jean-Luc Mélenchon y los comunistas que votaron no, contrarios también a la ampliación de la OTAN y la Unión Europea a Ucrania.
    El jefe del Partido Comunista, Fabien Roussel, alzó su voz contra el acuerdo que "no pone límites y no tiene alguna perspectiva de paz, participando, al contrario, en una escalada". Críticos incluso los ecologistas que, sin embargo, sufragaron a favor, mientras los socialistas dijeron sí "para ayudar a Ucrania a resistir".
    A la derecha, los Républicains efectuaron críticas contra "las pequeñas tácticas electorales" de Macron, pero confirmaron su respaldo a Kiev. En 2024, París promete suministrar "hasta 3.000 millones de euros en ulteriores ayudas" a ese país de Europa del este. (ANSA).