Decepción de Ucrania por el llamado del Papa a levantar la bandera blanca

Convocó al nuncio apostólico para hacérselo saber.

El último encuentro en el Vaticano entre el Papa y el presidente Zelensky. (foto: ANSA)
El último encuentro en el Vaticano entre el Papa y el presidente Zelensky. (foto: ANSA)

(ANSA) KIEV - Ucrania convocó al enviado del Vaticano después del discurso en el que el Papa Francisco invitó a Kiev a "levantar la bandera blanca".
    "Visvaldas Kulbokas fue informado de que Ucrania está decepcionada por las palabras del Papa sobre la bandera blanca y la necesidad de mostrar valentía y negociar con el agresor", afirmó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania en un comunicado tras la convocatoria del nuncio apostólico en Kiev.
    Entre tanto, las palabras de Francisco siguieron recibiendo rechazos de países occidentales. Estados Unidos, en particular, sostuvo que no puede haber paz con la presencia de tropas rusas en territorio ucraniano.
    "Apoyamos el intento de Ucrania de defenderse, apoyamos el plan de paz que quiere implementar y sus esfuerzos para poner fin al conflicto, pero para que esto suceda, Vladimir Putin necesita deponer las armas y abandonar el territorio ucraniano y hasta ahora no vemos ninguna señal de esto", dijo el portavoz del departamento de Estado, Matthew Miller.
    El canciller alemán, Olaf Scholz, destacó que la posición de Alemania respecto a la guerra de agresión rusa contra Ucrania es clara: Kiev "tiene el derecho de defenderse y puede contar con nuestro respaldo en este sentido, con múltiples opciones".
    Consultado sobre las declaraciones del papa, Scholz enfatizó que Alemania está en primera línea en cuanto a la amplitud y calidad de los suministros de armas que proporciona. "Esto es justo y por eso, naturalmente, no estoy de acuerdo con la posición citada", añadió.
    También los obispos católicos alemanes consideraron "desafortunadas" las palabras de Francisco.
    "La elección de palabras fue desafortunada, pero lo que el Papa expresó fue su disposición a negociar y negociar, nunca equivale a una capitulación", dijo el portavoz de la conferencia episcopal alemana, Matthias Kopp.
    Kopp destaca que sería útil considerar si tiene sentido pedir también a Rusia que esté dispuesta a negociar y si realmente existe una voluntad rusa de entablar conversaciones y que es responsabilidad de Ucrania decidir por sí misma cuándo es el momento adecuado para iniciar las negociaciones.
    El portavoz sugiere que sería conveniente que la Santa Sede proporcionara más detalles sobre la posición de la Iglesia con respecto a estos puntos. (ANSA).