Zelensky: "si cae Kiev, Putin va a ir por la OTAN y Roma"

En diálogo con la RAI, el presidente elogia a Meloni y advierte a los que no respalda

Volodimir Zelensky, entrevistado por la RAI (foto: ANSA)
Volodimir Zelensky, entrevistado por la RAI (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA - "Si Giorgia Meloni hubiera estado presente durante el ataque con misiles a Odesa (el último miércoles, NDR), qué habría dicho su gente?" Volodimir Zelensky utiliza el orgullo nacional para arremeter contra los prorrusos en Italia -y en todo el mundo- y reiterar que Vladimir Putin es un peligro público para todos.
    "Esa parte de la sociedad italiana que no apoya a Ucrania se habría quedado indiferente? No lo creo", afirmó el presidente, entrevistado por Bruno Vespa en la RAI, después de haber agradecido a la Primera Ministra, con quien "tenemos una relación muy fuerte", y "al pueblo italiano que apoya a Meloni y Ucrania".
    En la entrevista, Zelensky volvió a sus palabras sobre los pro Putin en Italia, pronunciadas en la rueda de prensa con motivo del segundo aniversario de la guerra: quienes favorecen al zar, incluso en nuestro país, "no entienden del todo lo que es la guerra, no entienden no lo sienten en su propia piel", afirmó el presidente ucraniano, citando el ataque que el miércoles afectó a su caravana y a la del primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis de visita en Odesa.
    "Qué habrían dicho los italianos si el misil hubiera caído cerca de Meloni?", preguntó tras recordar que el misil impactó "a 300 metros" de las delegaciones.
    "Es difícil decir a quién querían golpear", observó Zelensky sobre el verdadero objetivo del ataque. Por un lado, el asesor diplomático ucraniano Ihor Zhovkva afirmó que "no se puede descartar que el golpe estaba dirigido a la delegación", por otro lado, Dmitry Medvedev confirmó la línea de Moscú: "Es evidente para todos" que el ataque no se dirigió contra la caravana, porque "de lo contrario habría sido impactada", afirmó el súper halcón de Putin, añadiendo provocativamente que, sin embargo, "es una pena" que no se haya atacado al presidente ucraniano.
    En cualquier caso, "el primer ministro griego quedó muy sorprendido por el ataque, yo no", subrayó Zelensky antes de recordar que Moscú intentó matarlo "más de diez veces, no sé la cifra exacta. Pero todos en Ucrania, militares y civiles, arriesgan sus vidas", destacó. Tácitamente, planteó así que Odesa es un episodio más de una invasión con la que Putin no se conformará: "Sus mensajes nos dicen que su objetivo no son algunos territorios, sino anexarse ;;toda Ucrania", afirmó el mandatario.
    Y si la defensa de Kiev cae, "Rusia avanzará y seguramente atacará a los países de la OTAN, e Italia es uno de ellos", advirtió el día en que Suecia entró oficialmente en la Alianza como miembro número 32.
    Con estas premisas, la única manera es luchar: una tregua "sería una pausa" que permitiría a Putin "fortalecerse", destacó Zelensky antes de dirigirse a "Meloni, Sunak, Macron, Scholz, Biden: "la ayuda de estos países, la del G7 y de todos los demás países y nuestros amigos es necesaria y muy importante para defender el derecho internacional". Una ayuda que debe traducirse urgentemente en armas modernas y adecuadas: "Si las tuviéramos, podríamos cambiar el curso de la guerra" y "responder a las fuerzas rusas que están utilizando armas de largo alcance en nuestras ciudades como Jerson", reiteró el líder ucraniano.
    El enfrentamiento sobre el terreno sigue siendo la única opción para delinear el destino de la guerra. Pero después de semanas de malas noticias desde el frente, Zelensky necesita resultados. En este sentido, "tengo muchas esperanzas" de que el cambio de líderes militares en Kiev pueda mejorar la situación sobre el terreno, afirmó el presidente. Mientras tanto, Kiev prepara la cumbre de paz en Suiza basándose en la fórmula de paz ucraniana que no otorga concesiones territoriales a Moscú.
    "Estamos buscando la fecha adecuada" para la cumbre, "para garantizar que la mayoría de los países del mundo puedan participar", afirmó Zelensky. "Queremos realmente el fin de la guerra, pero debe haber garantías para una paz estable y justa", completó. (ANSA).