Usos innecesarios del Servicio de Emergencia

Un 40% son evitables, ministro de Salud a Diputados.

Abusos en el uso de los servicios de emergencia hospitalaria en Italia (foto: ANSA)
Abusos en el uso de los servicios de emergencia hospitalaria en Italia (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA - Más del 40% de los accesos a Urgencias están representados por códigos blancos y verdes: por lo tanto, casi siempre los pacientes son dados de alta poco después y estos son ingresos a los servicios de urgencias que podrían evitarse si hubiera una respuesta diferente en el área.
    La realidad de las salas de emergencia en dificultades es captada por el ministro de Salud, Orazio Schillaci, que, en una audiencia en la Comisión de Asuntos Sociales de la Cámara de Diputados, en el marco de la investigación sobre Medicina de Emergencia Urgente, también indica posibles soluciones al problema.
    "Para 2022, los datos de flujo muestran más de 17 millones de accesos a urgencias, con un 12% en código blanco (se espera un máximo de 240 minutos de espera), un 50% en código verde (120 minutos), un 19% en código azul claro (60 minutos), 17% código naranja (15 minutos), 2% código rojo (0 minutos).
    La estimación de los accesos evitables (códigos blanco/verde con alta domiciliaria) muestra un porcentaje del total superior al 40%", subrayó Schillaci.
    El cumplimiento de los tiempos, a nivel regional, está garantizado uniformemente para los códigos blanco/verde, mientras que para los códigos azules, naranja y rojo hay una variabilidad considerable, y el alta a domicilio "representa la parte predominante de los resultados de todos los accesos, alcanzando el 70% del total".
    Uno de los puntos críticos, afirmó, es la "implicación y potenciación de la atención extrahospitalaria en la gestión del acceso evitable".
    Por ello, clarifica el ministro, "el problema de la Urgencia no puede ser afrontado por sí solo, sino que debe ser puesto en el seno de una visión de la sanidad moderna y actual".
    Esto significa "fortalecer la medicina local, empezando por los hogares de salud y los hospitales comunales que, puntualizó, deben diseñarse y construirse cerca de los hospitales porque esto hace que los ciudadanos se sientan más seguros si recurren a una estructura que tal vez esté lo suficientemente cerca del hospital donde puede siempre acceder, en breve tiempo, en caso de un código más grave de lo que se podía pensar".
    Siempre con el objetivo de "rediseñar" la cara de la asistencia sanitaria, apuntando cada vez más al territorio y a las profesiones, Schillaci también anunció que entre los relacionados con el Presupuesto 2024 incluyó dos importantes proyectos de ley para "fortalecer de asistencia territorial y hospitalaria y para la reforma de las profesiones sanitarias, que pretendo definir y llevar a la aprobación durante este año".
    Otro tema crucial es la escasez de personal de salud, ya que "faltan alrededor de 4.500 médicos y 10.000 enfermeras a nivel nacional y no se otorgan todas las becas en la especialidad de Medicina de Urgencias por la falta de atractivo de la profesión". De ahí el fenómeno, que no es querido por el gobierno, de los médicos pagados por hora o para cubrir espacios.
    "Preocupa el número de contratos de especialización en medicina de emergencia y urgencia asignados: fueron 510 equivalentes al 47% de las plazas disponibles en 2021; en 2022 fueron 340 y en 2023 fueron 245 equivalentes al 29% de los recursos asignados en nivel nacional".
    Esta tendencia, advirtió, "requiere reflexión y ya se inició un diálogo con el Ministerio de la Universidad y de las Regiones".
    En Italia, de hecho, 11 escuelas de especialización tienen una oferta total de plazas disponibles que no supera el 50%.
    Los propios residentes representan una gran fuerza para el Servicio Sanitario Nacional (NHS): "Hoy tenemos 40.000 médicos en formación y estamos trabajando para encontrar una mejor manera de que los alumnos participen en la actividad dentro del SSN ya en los primeros años del curso de especialidad".
    Por último, un mensaje que el ministro envía a los jóvenes: "Quien elige ser médico no puede pensar solo en tener un objetivo económico, aunque es justo que tenga salarios adecuados". (ANSA).