La Unión Europea exige hablar de la solución de los dos estados

Reunión del Consejo de Asuntos Exteriores, mientras el ejército israelí avanza en Gaza

Las tropas israelíes siguen avanzando en la Framja de Gaza (foto: ANSA)
Las tropas israelíes siguen avanzando en la Framja de Gaza (foto: ANSA)

(ANSA) - BRUSELAS - "A partir de ahora debemos hablar de una solución de dos Estados y no de un proceso de paz. Las palabras son importantes", así lo afirmó el alto representante de la Unión Europea, Josep Borrell, a su llegada al Consejo de Asuntos Exteriores, que se celebra hoy en Bruselas y que tiene de invitados a representantes israelíes y palestinos.
    "Sé que Israel no está de acuerdo, pero es inaceptable, como dijo el secretario general de la ONU (Antonio Guterres, NDR) . Así que tenemos que discutir. Cuál es su solución? Echar a la gente de Gaza? Matarlos a todos? Israel ha estado atizando el odio durante generaciones", anplió tajante Borrell sobre el conflicto armado en la Franja.
    "Hamás es uno de los obstáculos para la solución de dos Estados, pero no el único. Debemos trabajar con el mundo árabe y discutir enfoques para lograr avances", añadió Borrell.
    E insistió: "Cuándo serán demasiadas tantas muertes en Gaza?". "La situación humanitaria en Gaza -reflexionó Borrell- no podría ser peor, no hay alimentos ni medicinas y la gente está bajo los bombardeos. Algunos ministros aceptan que hay demasiadas víctimas civiles, pero cuándo será suficiente? Hoy también hablaremos de esto".
    "No es la forma de llevar a cabo una operación militar, y lo digo con respeto a las víctimas del 7 de octubre", añadió el representante europeo.
    Pero, los objetivos de Israel en el cónclave de Bruselas quedaron inmediatamente en claro. "Vengo aquí para reunirme con los Ministros de Asuntos Exteriores de la UE y discutir dos cosas: traer a los rehenes a casa lo antes posible, entre ellos un niño y cuatro mujeres, y pedir apoyo contra Hamás", afirmó el ministro de Asuntos Exteriores israelí, Israel Katz, al llegar al Consejo de la UE.
    "Debemos volver a la seguridad. Nuestros valientes soldados luchan por ella", añadió.
    "En nombre de Bélgica y de la Presidencia de la UE, el mensaje que transmitiré hoy es claro: pedimos un alto el fuego inmediato, la liberación de los rehenes, el respeto del Derecho internacional, el retorno al proceso de paz que debe conducir a la creación de los dos estados", afirmó la ministra belga de Asuntos Exteriores, Hadja Lahbib.
    "Existe un riesgo claro de regionalización del conflicto.
    La violencia también debe cesar en Cisjordania. Esperamos poder organizar en un futuro más o menos próximo una conferencia de paz en Bruselas que pueda relanzar verdaderamente el diálogo político", subrayó "Espero que en los próximos días lleguen sanciones para los violentos colonos israelíes en Cisjordania. Les envío mis palabras Las palabras del Primer Ministro Benjamín Netanyahu sobre la solución de dos Estados son inquietantes: es necesaria la creación de un Estado palestino con garantías de seguridad para todos", disparó el ministro francés de Asuntos Exteriores de Francia, Stéphane Sejourné, al llegar a Bruselas.
    Para su par de Luxemburgo, Xavier Bettel, "si Israel no está en la mesa de paz, no tiene sentido organizar una gran conferencia". "El plan presentado por Borrell va en la dirección correcta", sentenció.
    En tanto, la tensión se incrementaba en el sur de la Franja. Las fuerzas del estado judío avanzan gradualmente hacia el oeste, hacia el mar, y hacia el sur, hacia Rafah.
    Según la radio militar, el ejército israelí ha rodeado el hospital Nasser y está completando el aislamiento del centro de la ciudad. Las tropas también han llegado a la Universidad de Al Aqsa y se encuentran ahora a un kilómetro de la zona humanitaria de Moassi, cerca del mar, donde se encuentran cientos de miles de desplazados.
    Mientras, sirenas de alarma sonaban hoy en varias comunidades de la Alta Galilea, a lo largo de la frontera con el Líbano. Así lo informó el portavoz militar israelí.
    Anoche, añadió el portavoz, se lanzaron tres cohetes desde el Líbano hacia la aldea israelí de Shomera, en el sector central de la frontera. Un edificio fue alcanzado, pero no se reportaron víctimas. Según los medios de prensa, este ataque fue reivindicado por Hezbolá. En otra perspectiva, el Partido Laborista israelí ha emitido una moción de censura contra Netanyahu, la primera desde el comienzo de la guerra. En tanto, las sirenas de alerta resonaban en la Alta Galilea. (ANSA).