Primera prueba del daño a la salud que causan los nanoplásticos

Estudio "revolucionario" italiano revela efectos muy graves sobre las arterias.

Es la primera vez que se comprueba el daño a la salud de los nanoplásticos.  (foto: Ansa)
Es la primera vez que se comprueba el daño a la salud de los nanoplásticos. (foto: Ansa)

(ANSA) - Por primera vez se identificaron nanoplásticos en las placas ateroscleróticas de las arterias y se comprobaron daños a la salud humana con efectos muy graves.

    Así lo revela un estudio concebido y coordinado por la Universidad de Campania 'Vanvitelli', en colaboración con diversos organismos.

    Publicado en The New England Journal of Medicine, el estudio demuestra los peligros del plástico: las placas "contaminadas" están más inflamadas y provocan un aumento de más del doble del riesgo de sufrir infartos y accidentes cerebrovasculares. 

    El estudio, acompañado de un editorial que define el descubrimiento como "revolucionario", fue realizado en colaboración con varias instituciones, como la Escuela de Medicina de Harvard, el IRCSS Multimedica en Milán, las universidades de Ancona, Sapienza y Salerno y el IRCSS INRCA en Ancona. 

    Los resultados demuestran por primera vez no sólo la presencia de una mezcla de contaminantes en las placas ateroscleróticas, sino sobre todo su peligrosidad, con un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular en comparación con las placas "no contaminadas".

    El descubrimiento es calificado de "revolucionario" por el New England Journal of Medicine porque proporciona evidencia por primera vez de que los microplásticos y nanoplásticos ingeridos o inhalados están asociados con resultados de enfermedades cardiovasculares en humanos.

    Eso confirma que los plásticos tienen costos cada vez más altos, ahora visibles, para la salud humana y el medio ambiente. 

    En el estudio, 257 personas mayores de 65 años fueron seguidas durante 34 meses después de una endarterectomía carotídea, un procedimiento quirúrgico para eliminar las placas ateroscleróticas que obstruyen los vasos, que luego se observaron en un microscopio electrónico para evaluar la presencia de micro y nanoplásticos.

    Los datos mostraron cantidades mensurables de polietileno (PE) en el 58,4% de los casos y de cloruro de polivinilo (PVC) en el 12,5%. 

    En estos pacientes el riesgo de sufrir eventos cardiovasculares como infartos, accidentes cerebrovasculares y mortalidad por todas las causas era hasta dos veces mayor que en aquellos que no habían acumulado micro y nanoplásticos en el interior de las placas, cuya presencia también se asociaba con una mayor inflamación local, lo que hace que estas placas "contaminadas" fueran más inestables (ANSA).