Violento terremoto, decenas bajo los escombros

Al menos 9 muertos y cientos de heridos. 70 atrapados en mina

Desesperada búsqueda de sobrevivientes, tras un sismo de intensidad 7.4 en Taiwán (foto: EPA)
Desesperada búsqueda de sobrevivientes, tras un sismo de intensidad 7.4 en Taiwán (foto: EPA)

(ANSA) - PEKIN, por Antonio Fatiguso - El mayor terremoto que azotó Taiwán en los últimos 25 años mató a al menos nueve personas e hirió a más de mil. Pero hay decenas de desaparecidos y atrapados bajo los escombros o en las minas de carbón, como los 70 trabajadores sorprendidos en las entrañas de la tierra por el violento terremoto de magnitud 7,4, según el USGS estadounidense, o 7,2 según el estudio de las autoridades de Taipéi.
    En 1999, el terremoto de 7,6 grados de magnitud en la escala de Richter mató a unas 2.400 personas y dañó o destruyó 50.000 edificios.
    El condado de Hualien, aquel sobre la costa este que la tradición considera "el primero en ser acariciado por el sol naciente", fue el epicentro del terremoto que sacudió con gran intensidad toda la isla hacia las 8 de la mañana (0 GMT) y sorprendió a quienes iban al trabajo y a la escuela; además de desencadenar una alerta de tsunami que volvió solo unas horas después.
    La televisión taiwanesa difundió imágenes de edificios inclinados y torcidos en ángulos precarios cerca del epicentro, situado frente a la costa, a una profundidad de unos 15 kilómetros.
    Los primeros socorristas utilizaron escaleras simples para ayudar a las personas varadas a salir por las ventanas, mientras que grandes deslizamientos de tierra causaron al menos cuatro víctimas en las zonas montañosas del interior.
    En Taipéi, el icónico rascacielos "101" se balanceó peligrosamente tanto por la primera réplica como por las posteriores, mientras que el metro y los trenes de alta velocidad fueron bloqueados para inspecciones de seguridad.
    La agencia nacional de bomberos dijo que se estaban realizando esfuerzos para evacuar a decenas de personas atrapadas en túneles cerca de la ciudad de Hualien, incluidos dos alemanes, que luego fueron liberados.
    Mientras que se perdió contacto con 50 turistas a bordo de 4 minibuses que se dirigían a un hotel en el parque nacional de Taroko, en vísperas del largo fin de semana festivo.
    El Centro para la Ciencia y Tecnología de Taiwán informó también que alrededor de 100 personas y vehículos quedaron varados en los túneles Jinwen y Daqinqshui bajo las montañas Hualien.
    "Por el momento, lo más importante, la máxima prioridad, es salvar a la gente", dijo el presidente electo William Lai, hablando frente a uno de los edificios más dañados en la ciudad de Hualien, cuyo condado quedó aislado del resto de la isla entre el colapso de puentes, deslizamientos de tierra y la rotura de la red de carreteras.
    La propia Fuerza Aérea de Taiwán tuvo que hacer frente al terremoto: 6 aviones de combate F-16 sufrieron daños leves en una de las principales bases de la ciudad desde donde despegan a menudo para repeler las incursiones de los aviones chinos, pero la previsión es que " volver al servicio muy pronto".
    Los medios estatales en Pekín dijeron que el terremoto se sintió en lugares tan lejanos como Shanghai, pero especialmente en la provincia de Fujian, frente a Taiwán.
    Las réplicas podrían durar cuatro días, advirtieron los expertos: hoy se registraron más de 50, de las cuales al menos 20 con magnitud superior a 4.
    "El epicentro estuvo cerca de la superficie y el terremoto se sintió en todo Taiwán y en las islas costeras", dijeron Wu Chien-fu, director del Centro Sismológico de la Administración Meteorológica Central en Taipei.
    La mayor parte de la electricidad fue restablecida, dijo por la tarde la empresa Taipower, mientras que las dos centrales nucleares de la isla son consideras seguras. Foxconn, el mayor ensamblador de iPhone, detuvo algunas líneas de producción, pero añadió que las operaciones normales se reanudaron gradualmente.
    Taiwan Semiconductor Manufacturing Co (TSMC), líder mundial en microchips e importante proveedor de Apple y Nvidia, informó que "para garantizar la seguridad del personal, algunas plantas fueron evacuadas".
    La producción se suspendió por el resto del día y recién el jueves se tendrá más claro el panorama sobre el posible impacto, incluso a escala global. Sus acciones cerraron en la Bolsa de Taipei con una caída del 1,3%, mientras que el índice Taiex (-0,63%) prácticamente ignoró el impacto del terremoto. (ANSA).