Nobel y científicos piden más fondos para la salud pública

Servicio sanitario nacional en crisis por falta de financiación, afirman.

Crisis del sistema sanitario italiano. El petitorio pide valorizar al personal. (ANSA) (foto: ANSA)
Crisis del sistema sanitario italiano. El petitorio pide valorizar al personal. (ANSA) (foto: ANSA)

(ANSA) ROMA - El premio Nobel de física Giorgio Parisi, el farmacólogo Silvio Garattini, el presidente del Consejo Superior de Salud Franco Locatelli y el inmunólogo Alberto Mantovani: estas son solo algunas de las firmas del llamamiento en defensa del Servicio Sanitario Nacional (SSN), que pide un plan extraordinario de financiación y una mayor valorización del personal para enfrentar la crisis.
    "Desde 1978, fecha de su fundación, hasta 2019, el Servicio Nacional de Salud de Italia contribuyó a producir el aumento más marcado de la esperanza de vida (de 73,8 a 83,6 años) entre los países de altos ingresos", recuerda el llamamiento.
    "Pero hoy, agrega, los datos demuestran que el sistema está en crisis: descenso de algunos indicadores sanitarios, dificultad creciente para acceder a vías de diagnóstico y tratamiento, aumento de las desigualdades regionales y sociales".
    En particular se critica el fuerte desfinanciamiento de la salud pública, a la cual en 2025 "se le asignará el 6,2% del PIB menos que hace veinte años", precisan los firmantes, entre los que también figuran expertos en economía y política sanitaria como Francesco Longo de la Universidad Bocconi y la ex directora general del Ministerio de Sanidad. Nerina Dirindín.
    "La verdadera urgencia es adaptar la financiación del Servicio Nacional de Salud a los estándares de los países europeos avanzados", equivalente al "8% del PIB", subraya el llamamiento.
    "Deben asignarse recursos específicos para eliminar los desequilibrios territoriales" que "la autonomía diferenciada corre el riesgo de profundizarse", agregan.
    También piden "intervenir en profundidad en la construcción de servicios sanitarios" y "abordar cuestiones como la valorización de los operadores, su protección y la garantía de condiciones de trabajo sostenibles".
    La continuidad de la asistencia entre el hospital, el territorio y el domicilio sigue siendo un problema que hoy "ya no se puede posponer", al igual que la cuestión de la prevención, cuyo gasto "siempre ha estado por debajo de lo previsto", advierten los firmantes. (ANSA).