Jefe del Estado Mayor de las FDI: "un grave error que no debería haber ocurrido"

Los restos de uno de los automóviles en los que viajaban los trabajadores humanitarios. (foto: ANSA)
Los restos de uno de los automóviles en los que viajaban los trabajadores humanitarios. (foto: ANSA)

(ANSA) JERUSALEN - El ejército israelí admitió hoy que el ataque al convoy de la ONG estadounidense World Central Kitchen (WCK) en el que murieron siete cooperantes fue un "grave error".
    "Este incidente fue un grave error", dijo el jefe del Estado Mayor israelí, general Herzi Halevi, en un mensaje de vídeo.
    "Fue un error que siguió a una identificación errónea durante la noche, durante una guerra, en condiciones muy complejas. No debería haber ocurrido", añadió. (ANSA).