Crucero que navegaba hacia Italia bloqueado en Barcelona por migración clandestina

Policía descubre 69 ciudadanos bolivianos con visas falsas. Más de 1500 personas bloqueadas

El crucero italiano detenido en Barcelona (foto: ANSA)
El crucero italiano detenido en Barcelona (foto: ANSA)

(ANSA) MADRID, por Mónica Uriel - Un crucero de la compañía MSC se encuentra retenido con 1.500 pasajeros en el puerto de Barcelona debido a que 69 ciudadanos de Bolivia tienen un visado falso. Las irregularidades fueron detectadas una vez que el crucero había zarpado de Brasil el 19 de marzo y las autoridades españolas responsabilizan a MSC.

     El destino final de los bolivianos, entre los que se encuentran familias con niños, era Barcelona, adonde el MSC Armonía llegó ayer y debía proseguir ruta por Italia. La naviera permitió hoy durante unas horas al resto de los pasajeros visitar Barcelona. Según fuentes citadas por El País, MSC sabía que estos 69 pasajeros no tenían el visado necesario para entrar en el espacio Schengen. Fuentes policiales mostraron su preocupación de que se abra una nueva vía para la llegada de inmigrantes irregulares a España a través de los cruceros.

      La cancillería de Bolivia admitió que sus 69 ciudadanos no cuentan con los documentos de ingreso en el espacio Schengen. Pidió además en un comunicado a MSC que dé "una inmediata solución" a los pasajeros, porque "su obligación era corroborar los documentos de ingreso o salida a cualquier destino".

     Durante el crucero, los pasajeros, incluidos los bolivianos, desembarcaron unas horas durante la escala en Tenerife (Canarias) y poco antes de su llegada a Málaga, las autoridades confirmaron la falsificación documental. La empresa defiende que en el momento de embarque en Brasil "parecía que tuvieran documentación apropiada" y que no fue hasta que llegaron a Barcelona cuando "hemos sido informados por las autoridades de que los visados no son válidos". Varios de los pasajeros retenidos se quejaron de la situación, y los ciudadanos bolivianos expresaron su angustia.

      Por su parte, familiares de los bolivianos que se acercaron al puerto de Barcelona dijeron haber sido víctimas de una estafa, pues una agencia de viajes, cuyo nombre dijeron no recordar, les ofreció un "paquete completo" que incluía el crucero y la emisión de un visado. Desde 2007 la Unión Europea (UE) exige visado a los ciudadanos bolivianos para hacer viajes de 90 días, decisión que adoptó en respuesta al aumento del flujo migratorio procedente de Bolivia.. (ANSA).