Persisten las diferencias entre Hamás y Netanyahu

Premier israelí será sometido a una cirugía de hernia

El premier israelí, Benjamin Netanyahu, y el ministro de Justicia, Yariv Levin. (foto: ANSA)
El premier israelí, Benjamin Netanyahu, y el ministro de Justicia, Yariv Levin. (foto: ANSA)
(ANSA) - ROMA, 31 MAR - El premier israelí, Benjamin Netanyahu, será operado de una hernia esta tarde con anestesia general.
    "Volveré a la acción muy pronto, comentó el primer ministro en respuesta a una pregunta sobre su salud. "Superaré estos tratamientos con éxito", aseguró.
    Y agregó que los informes médicos sobre su salud están "disponibles y son conocidos".
    Así lo anunció la oficina de Netanyahu, según la cual el ministro de Justicia, Yariv Levin, asumirá el cargo de jefe de gobierno interino durante la operación.
    Mientras tanto, una delegación del Shin Bet y representantes del Mossad partieron hacia El Cairo, donde mantendrán conversaciones sobre la liberación de los rehenes. Así lo escribió la edición online de Haaretz.
    Un funcionario de Hamás dijo que la facción palestina aún no decidió si enviará o no una delegación a El Cairo y Doha para discutir una nueva tregua en Gaza.
    Hamás todavía considera las posiciones entre el movimiento e Israel "demasiado distantes" para "hacer progresos" en las negociaciones sobre una tregua en Gaza. Lo hizo saber un responsable de la facción palestina.
    "Dudo que haya algún progreso en estas negociaciones porque las posiciones están demasiado alejadas", sostuvo el funcionario bajo condición de anonimato.
    El primer ministro israelí, Benjamin "Netanyahu no habla en serio ni está interesado, y la administración estadounidense no está ejerciendo ninguna presión real", añadió.
    En cambio, Israel dice que está mostrando flexibilidad en las conversaciones, mientras que Hamás, por el contrario, está endureciendo sus posiciones.
    Así lo declaró el propio Netanyahu en una conferencia de prensa.
    Hamás, explicó, pide el regreso incontrolado de los habitantes de Gaza a la Franja del Norte, "incluidos los terroristas".
    Aceptar todas las demandas tendría implicaciones para la seguridad de Israel, añadió.
    El primer ministro se dirigió luego a los ciudadanos que piden elecciones anticipadas: "Paralizarían el país durante 8 meses, las negociaciones de rehenes y pondrían fin a la guerra antes de alcanzar nuestros objetivos. Y Hamás sería el primero en celebrarlo".
    Por otro lado, Netanyahu dijo que las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) están listas para operar en Rafah, evacuar a la población civil y distribuir ayuda humanitaria.
    Durante una conferencia de prensa en Jerusalén, el premier dijo que eso "es lo correcto a nivel operativo e internacional".
    "Llevará tiempo, pero se hará", afirmó Netanyahu, asegurando que los batallones de Hamás en Gaza serán eliminados. (ANSA).