ONU condena el ataque a la UNIFIL en el Líbano

Antonio Guterres expresó su "fuerte preocupación"

(ANSA) - BEIRUT, 31 MAR - El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, condenó, expresando "gran preocupación", el ataque del sábado contra un convoy de la Fuerza Interina de Naciones Unidas para el Líbano (UNIFIL, por sus siglas en inglés) en la frontera israelí-libanesa en el que resultaron heridos tres observadores de la ONU y un intérprete libanés.
    Un ataque que aún no tiene una paternidad.
    El equipo de la UNIFIL fue atacado en la localidad libanesa de Rmeish, en el sur del país, mientras patrullaba a pie la Línea Azul de separación con Israel, cuando "ocurrió una explosión cerda de su posición", informó la UNIFIL.
    Mientras tanto, comunicó que se "está investigando el origen de la explosión" sin dar más detalles sobre el hecho, que según la agencia oficial de noticias libanesa NNA, podría deberse a un ataque de un dron israelí. Sin embargo, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) rechazaron toda implicación en lo ocurrido.
    Ante esta situación, la UNAFIL exigió "garantías para la seguridad del personal" de la ONU y recordó que "todos los actores tienen la responsabilidad, según el derecho internacional humanitario, de garantizar la protección de los no combatientes, incluidos el personal de mantenimiento de la paz, los periodistas, el personal médico y los civiles". (ANSA).