Maratón de trasplantes el Viernes Santo en Bolonia

Un día de trabajo arduo con nueve órganos y siete pacientes

Un viernes santo arduo en el hospital Sant'Orsola, en Bolonia (ANSA) (foto: ANSA)
Un viernes santo arduo en el hospital Sant'Orsola, en Bolonia (ANSA) (foto: ANSA)

(ANSA) - BOLONIA - Viernes Santo de gran trabajo para la "máquina" de trasplantes de Sant'Orsola en Bolonia con nueve órganos: dos hígados, seis riñones y un corazón, con siete pacientes involucrados (4 mujeres y tres hombres), el más joven de 53 años y el mayor de 68 años.
    Dos de ellos requirieron trasplantes dobles.
    El esfuerzo conjunto de cirujanos, médicos especialistas y personal técnico-enfermero del Hospital Universitario Irccs de Bolonia - Policlínico de Sant'Orsola permitió crear una auténtica maratón en el quirófano.
    "El objetivo alcanzado no habría sido posible sin la generosidad de los donantes con los que todo comienza - afirma el profesor Matteo Ravaioli, director de Cirugía Abdominal - entonces necesitamos una red dispuesta a acoger esta generosidad y transformarla en vida".
    "Sant'Orsola representa un punto de referencia nacional en el sistema de trasplantes, gracias a la excelencia técnica y a las estructuras y tecnologías de vanguardia siempre a disposición de los equipos, sin olvidar nunca la dedicación de las personas, profesionales, médicos, enfermeras y técnicos, que siempre dan lo mejor de sí en cada momento y cada día del año", agrega.
    Cuando el Centro de Referencia de Trasplantes (que coordina todas las actividades de notificación y adquisición de órganos a nivel regional) informa la disponibilidad de un órgano, la compleja máquina de trasplante se pone en marcha.
    Equipos compuestos por tres cirujanos se desplazan para verificar que el órgano denunciado tenga las características adecuadas para ser implantado en los receptores. Los pacientes en espera son alertados y, provenientes de cualquier parte de Italia, a las pocas horas llegan al quirófano gracias a la colaboración del servicio 118, Protección Civil y las Fuerzas Armadas.
    Sin embargo, en el éxito de un trasplante no sólo trabajan los cirujanos, sino decenas y decenas de profesionales dentro y fuera del hospital, desde anatomía patológica, pasando por anestesia y reanimación, pasando por microbiología, cuidados intensivos, nefrólogos, hepatólogos y todos los enfermeros y profesionales del Instituto. (ANSA).