Otro duro cruce entre Milei y el líder chavista

Por corte de luz en embajada argentina en Venezuela

El presidente argentino acusó a su par de Venezuela de cortar la energía de la embajada en Caracas.
El presidente argentino acusó a su par de Venezuela de cortar la energía de la embajada en Caracas.
(ANSA) BUENOS AIRES - El Gobierno argentino expresó su preocupación por el corte en el suministro eléctrico en la embajada argentina en Caracas, donde están refugiados cinco opositores al gobierno de Nicolás Maduro.
    Además, desde la oficina del presidente Javier Milei se instó a Maduro a "asegurar la seguridad y bienestar del pueblo venezolano, así como a convocar elecciones transparentes".
    El nuevo detonante diplomático, en medio de la tensión ya existente con Venezuela, serían los cinco dirigentes opositores con orden de captura por parte de la fiscalía venezolana, que permanecerían como refugiados en la embajada argentina en la capital Caracas.
    Serían Magallí Meda, Claudia Macero, Humberto Villalobos, Pedro Urruchurtu y Omar González, dirigentes políticos opositores cuya detención ordenó el fiscal chavista Tarek William Saab, que aduce acusaciones de acciones "violentas", "terroristas" y "desestabilizadoras" en el entorno de la excandidata presidencial María Corina Machado.
    "La República Argentina, arraigada en su histórica vocación de fomento y salvaguarda de los derechos humanos fundamentales, y ejerciendo su compromiso efectivo en tal sentido, expresa su inquietud ante el deterioro de la situación institucional y los actos de hostigamiento y persecución dirigidos contra figuras políticas de Venezuela", comenzó el comunicado del gobierno argentino, con fecha 26 de marzo, en respuesta a Maduro.
    Luego, el texto confirma que Argentina "con el respaldo de la inviolabilidad consagrada en el artículo 22 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas ha acogido a líderes políticos de la oposición en la Residencia Oficial de la Embajada argentina en Caracas".
    Si bien no fueron nombradas las personas que fueron recibidas en la Embajada en Caracas, se trata de dirigentes colaboradores de Machado, la favorita a las elecciones presidenciales de Venezuela que enfrenta una proscripción.
    El gobierno de Javier Milei expresó en este sentido "su preocupación" por el corte de energía eléctrica ocurrido el lunes en la embajada y le advirtió a Maduro "sobre cualquier acción deliberada que ponga en peligro la seguridad del personal diplomático argentino y de los ciudadanos venezolanos bajo protección".
    Como última parte del comunicado, el gobierno argentino instó a Maduro "a asegurar la seguridad y bienestar del pueblo venezolano" y le recalcó la necesidad de "convocar a elecciones transparentes, libres, democráticas y competitivas, sin proscripciones de ningún tipo".
    Por su parte, Maduro formalizó el lunes su candidatura para aspirar a un tercer mandato de seis años en las elecciones del 28 de julio.
    Las relaciones entre el gobierno de Milei y el gobierno venezolano se encuentran en su peor momento. La Casa Rosada, de hecho, no enviará embajador a Caracas.
    La tensión aumentó con la decisión argentina de entregar, el 11 de febrero pasado, el avión venezolano de Emtrasur Cargo a la justicia de Estados Unidos. Esta pedía su decomiso por estar sujeto a sanciones desde que fue vendido por la iraní Mahan Air, apuntada como vehículo de grupos terroristas.
    Como consecuencia, Maduro dispuso una prohibición de sobrevuelo por el espacio aéreo venezolano para los aviones con matrícula argentina, que afecta sobre todo la ruta de Aerolíneas Argentinas. El gobierno, a través de Cancillería, viene reclamando sin éxito por el fin de esa medida (ANSA).