Hamás celebra resolución ONU: el enemigo está "aislado"

Haniyeh, líder político, en Teherán.

Refugiados en la Franja de Gaza (foto: ANSA)
Refugiados en la Franja de Gaza (foto: ANSA)

(ANSA) - ESTAMBUL - Ismail Haniyeh, jefe del buró político de Hamás, llegó a Teherán, donde están programadas conversaciones sobre la guerra en Gaza con funcionarios iraníes de alto nivel, incluido el Ministro de Asuntos Exteriores de la República Islámica, Hossein Amirabdollahian, informó la televisión estatal de Irán.
    Haniyeh - declaró Hamás en Telegram - encabeza "una delegación de alto nivel del movimiento que mantendrá una serie de reuniones y discusiones con los líderes iraníes sobre los acontecimientos políticos y sobre el terreno relacionados con la guerra en curso en Gaza y todas lo vinculado a la cuestión palestina".
    "Aunque la resolución (de la ONU que pide un alto el fuego en Gaza) llegó tarde y puede haber lagunas que llenar, indica que la ocupación de Israel está sufriendo un aislamiento político sin precedentes", sostuvo Haniyeh en Teherán, según Iran International, un canal de televisión cercano a los disidentes iraníes en el exterior.
    Por su parte, la oficina del premier israelí, Benyamin Netanyahu, sostuvo que "lLa posición de Hamás demuestra claramente que no está interesado en continuar las negociaciones y representa una prueba dolorosa del daño causado por la decisión del Consejo de Seguridad'.
    Israel, siguiendo el consejo del jefe del Mossad, David Barnea, retiró su delegación de las negociaciones en Doha.
    Después de constatar que Hamás rechazó la propuesta de compromiso estadounidense, la oficina del primer ministro reiteró: "Israel no cederá a las exigencias de Hamás y seguirá actuando para alcanzar los objetivos de la guerra".
    Y el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, reveló haber enfatizado al secretario de Estado Antony Blilnken que "Israel no cesará sus operaciones en Gaza hasta que los rehenes sean devueltos. Solo una victoria decisiva pondrá fin a la guerra".
    Gallant discutió con Blinken "la evolución de la guerra contra Hamás y las operaciones militares necesarias para destruir la autoridad militar y gubernamental de Hamás en la Franja".
    Blinken, por su parte, dijo haberle dicho al ministro israelí que "hay otras alternativas al ataque en Rafah". (ANSA).