La nave Vespucci, "Italia y Argentina más cercanas"

Con el buque, en la capital argentina altos funcionarios de Roma

El Amerigo Vespucci, anclado en el puerto de Buenos Aires. Argentina e Italia en mayor cercanía (foto: Ansa)
El Amerigo Vespucci, anclado en el puerto de Buenos Aires. Argentina e Italia en mayor cercanía (foto: Ansa)

(ANSA) - BUENOS AIRES - El fortalecimiento de las relaciones entre Italia y Argentina es uno de los temas centrales de la agenda del gobierno de Giorgia Meloni y la presencia de miembros del ejecutivo con motivo de la llegada del buque escuela Amerigo Vespucci a Buenos Aires es prueba de ello.
    Al respecto se pronunció la ministra de Turismo de Italia, Daniela Santanché, al arribar a la capital argentina junto al subsecretario de Defensa, Matteo Perego de Cremnago, para recibir al buque escuela de la Armada italiana, que regresa a Buenos Aires después de 72 años, como parte de una gira mundial que lo ve como un testimonio del "Made in Italy".
    "Este día tiene un gran significado político. Nuestra primera ministra cree que debería haber más intercambios, más relaciones, más encuentros entre Italia y Argentina y la presencia de Vespucci -que es un pedazo de Italia y de la excelencia italiana en el mundo- así como de miembros del gobierno, atestiguan que nuestro deseo de colaborar más con la Argentina es fuerte", dijo Santanché en un encuentro con la prensa.
    Incluso el subsecretario de Defensa, Matteo Perego de Cremnago, habló de "un mensaje muy importante" vinculado a la presencia de Vespucci. "Es un símbolo de Italia en el mundo, en un contexto geopolítico muy degradado en el que la estabilidad y la paz están en riesgo", apuntó.
    "Nuestras fuerzas armadas, y en particular la Armada, también con esta misión son portadoras de un mensaje de paz", observó Perego de Cremnago.
    Según el embajador de Italia en Buenos Aires, Fabrizio Lucentini, "la presencia de Vespucci en Argentina adquiere un valor que quizás no tiene en otros países".
    "El camino que siguió es el mismo que cientos de miles de italianos tomaron para llegar aquí, para construir un futuro y construir este país", explicó, antes de subrayar que "reducir la profundidad del vínculo entre los dos Estados solo a una historia de la migración sería equivocado".
    "Aquí tenemos 250 empresas que han invertido, emplean a 50 mil trabajadores y crean riqueza. Es importante que este enorme capital sirva para crear nuevas relaciones", completó el diplomático.
    El Amerigo Vespucci llegó ayer a Buenos Aires, donde hará escala hasta el día 21 para luego continuar su gira mundial, que finalizará en 2025. "Villaggio Italia" se instalará en un terreno que, junto al barco, quedará abierto al público, ofreciendo una oportunidad única de conocer la excelencia del Made in Italy y experimentar una inmersión en la cultura italiana.
    "El proyecto nació precisamente del deseo de combinar la tradicional actividad formativa de los Oficiales Cadetes de la Armada con su rol de Embajador. Después de 72 años el Vespucci regresa a Buenos Aires para su Gira Mundial en nombre de la tradición marítima y del Made in Italia, sino también de una fuerte dimensión cultural italiana que a lo largo de los años ha contribuido al crecimiento y al prestigio de nuestro país", subrayó Perego de Cremnago, en representación del Ministro de Defensa Guido Crosetto.
    La tripulación del Vespucci fue recibida por las autoridades civiles y militares argentinas y por el embajador de Italia, Lucentini.
    En la noche del domingo se organizó un "talk show" para la audiencia argentina, dirigido por la periodista y presentadora de televisión Claudia Conte, donde se ilustraron los motivos del proyecto internacional de la gira mundial de Vespucci. También se ilustraron las futuras paradas de la gira: Los Angeles, Tokio, Darwin, Singapur, Bombay, Abu Dhabi, Doha y Yiddah.
    Estuvo allí el ministro de Turismo de Argentina, Daniel Scioli, también de raíces y cercanías con Italia.
    El "Villaggio Italia" acogerá diversas excelencias italianas, ofreciendo al público la oportunidad de conocer y apreciar productos y servicios de diversos sectores. El objetivo es fortalecer los vínculos comerciales y culturales entre Italia y Argentina. Durante su escala en Buenos Aires está prevista una rica programación de eventos: conciertos, exposiciones, conferencias y proyecciones de películas que permitirán profundizar en la cultura italiana y el profundo vínculo con Argentina. (ANSA).