Covid: A cuatro años de aquella escena dantesca

Los camiones con ataúdes en Bérgamo. La pesadilla del mundo

La fatídica imagen del Covid, los camiones militares con los ataúdes en Bérgamo (foto: ANSA)
La fatídica imagen del Covid, los camiones militares con los ataúdes en Bérgamo (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA - El 18 de marzo de 2020 desfilaron en Bérgamo camiones con los ataúdes de los fallecidos por Covid.
    Hoy, exactamente cuatro años después, se recordó a las víctimas de la pandemia en una ceremonia a la que también asistieron el comisario europeo Paolo Gentiloni y el presidente del Consejo Superior de Sanidad, Franco Locatelli, recibidos por el alcalde de esa ciudad del norte de Italia, Giorgio Gori.
    De hecho, el 18 de marzo es la fecha elegida para celebrar la fiesta nacional de las víctimas del Covid, que para algunos parece ahora un recuerdo lejano, no así para quienes viven en Bérgamo y Brescia y en las zonas más afectadas por el virus.
    Quizás por eso también la redada de los antivacunas que pintarrajearon el Palaspirà, el polideportivo de Spirano, también en la zona de Bérgamo, que acogió el primer centro de vacunación de Lombardía, generó duras reacciones.
    Gentiloni se refirió a las imágenes de cuando los móviles militares con los ataúdes salieron de Bérgamo: "Esas imágenes también despertaron algo en la conciencia de Europa, la necesidad de una gran intervención común de solidaridad después de las primeras semanas de cierre y del egoísmo nacional. Hoy estoy aquí para rendir homenaje a las víctimas y sus familiares y agradecer al personal sanitario", afirmó.
    Este lunes en Brescia todas las campanas repicaron en tañido de luto a las 16.55 horas, en el Ayuntamiento y en los edificios públicos las banderas están a media asta. En Nembro, provincia de Bérgamo, la conmemoración comenzó ayer con un momento de oración en el monte Cereto, donde siete lectores se turnaron para enumerar los nombres de las 188 víctimas ante la cruz plantada en su memoria.
    En la ciudad de Bérgamo la conmemoración se desarrolló en dos momentos: por la mañana en el cementerio con Gentiloni y Locatelli y todos los alcaldes de la provincia y por la tarde con la colocación de una corona de flores en el Bosco della Memoria, un Parque-monumento a las víctimas creado cerca del hospital Juan XXIII. (ANSA).