Putin hacia un verdadero plebiscito

Moscú acusa a Occidente de injerencia en las elecciones presidenciales.

Población local emite su voto en una mesa electoral móvil en Donetsk. (foto: ANSA)
Población local emite su voto en una mesa electoral móvil en Donetsk. (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA, por Alberto Zanconato - El de Vladimir Putin va camino de ser no sólo un éxito, sino un verdadero plebiscito. Al menos de acuerdo con datos oficiales, que hablan de una participación masiva de votantes en las elecciones presidenciales, incluso en los territorios ucranianos anexados. Mientras tanto, continúan los intensos bombardeos ucranianos en la región fronteriza rusa de Belgorod y en los colegios electorales se multiplican lo que las autoridades definen como "actos de vandalismo", y que Moscú responde acusando a los países occidentales de haberlos inspirado y a sus diplomáticos en Rusia una "injerencia" "en la votación.
    La Comisión Electoral Central (CEC) estimó que la participación en todo el país alcanzó el 55% al ;;final del segundo de tres días de votación, que finaliza mañana. Por tanto, la cifra final podría superar significativamente el 67% registrado en las elecciones de 2018, cuando la votación se celebró en un solo día. Destacan los datos relativos a las regiones ucranianas, parcialmente ocupadas por las tropas de Moscú y anexadas a Rusia, donde las operaciones del sufragio comenzaron el 25 de febrero. En Zaporiyia la cifra es del 72%.
    Mientras que los datos publicados el viernes por la noche mostraban un 69% en Donetsk y Jérson y un 36% en Lugansk.
    En cuanto a los resultados, el vicepresidente de la CEC, Nikolai Bulayev, anunció que los primeros resultados parciales comenzarán a anunciarse pasadas las 21.hora de Moscú (18 GMT), una hora después del cierre de las urnas en la capital.
    La CEC anunció que hay al menos 29 colegios electorales, en 20 regiones rusas, donde se han producido "actos de vandalismo".
    Se derramó tinta en las urnas de 20 colegios electorales, se verificaron intentos de incendio en ocho y en uno se arrojó una bomba de humo.
    La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, María Zajárova, señaló directamente a los países occidentales, acusándolos de "incitar a personas, que obviamente están relacionadas con ellos, a acudir a las urnas y cometer estos actos de extremismo". Los diplomáticos de estos países en Rusia, añadió la portavoz en una conferencia, "están haciendo todo lo posible para interferir en la votación". Anteriormente, Zakharova había dicho que los propios occidentales llevan un año intentando boicotear las elecciones presidenciales rusas, incluso con el uso de "agentes de influencia o simplemente mercenarios" de las filas de la oposición.
    Estados Unidos y los países de la UE mostraron su apoyo al equipo de Alexei Navalny, el opositor fallecido el mes pasado en una colonia penal del Ártico, cuyos colaboradores llamaron a los rusos a manifestarse mañana con la iniciativa 'Mediodía contra Putin', que consiste en concurrir todos a las urnas a las 12.
    La diputada rusa, Yana Lantratova, recalcó que en los próximos días se ultimará un proyecto de ley que prevé penas de hasta ocho años de prisión para quien intente interrumpir las elecciones mediante un incendio doloso u otros medios peligrosos. Y no es casualidad que Lantratova forme parte de la comisión de la Duma, la Cámara baja del Parlamento, encargada de investigar las injerencias de Estados extranjeros.
    Conforme Zakharova, perturbar las elecciones rusas y obtener más armamento de Occidente son también los objetivos de los intensos bombardeos ucranianos que se repiten desde hace días en las regiones fronterizas rusas, en particular en Belgorod. El gobernador, Vyacheslav Gladkov, dijo que dos civiles murieron y tres resultaron heridos en nuevos ataques con drones, artillería y morteros. Los centros comerciales estuvieron cerrados durante el fin de semana y las escuelas suspenderán sus actividades el lunes y martes.
    Mientras tanto, el Ministerio de Defensa afirmó que otro intento de "infiltración de grupos de sabotaje ucranianos" había sido repelido, lo que provocó la pérdida de 30 soldados. Las autoridades locales dijeron que los bombardeos ucranianos mataron a una mujer e hirieron a otras cuatro personas en la parte ocupada de la región de Jérson. Ayer Putin advirtió que los atentados en Kiev no quedarán "impunes".
    Las autoridades rusas expresaron que drones ucranianos impactaron en una refinería en Syzran, en la región de Samara, a más de mil kilómetros de la frontera, donde se produjo un incendio. Asimismo se frustró un atentado con bomba en otra refinería, en Novokuybyshevsk. Y los servicios de seguridad interior, el FSB, indicaron que habían detenido a un ciudadano ruso, a sueldo de los servicios secretos ucranianos, que preparaba un atentado contra el ferrocarril Transiberiano.