De pronto, Draghi suena para el Consejo Europeo

Pero Von der Leyen "coquetea" con la danesa Mette Frederiksen

Mario Draghi. (foto: ANSA)
Mario Draghi. (foto: ANSA)

(ANSA) - BRUSELAS - Mario Draghi, al frente del Consejo Europeo. "Lo que sea necesario" como única manera posible de revivir la suerte de Europa. Lo escribe el portal Politico.eu, el sitio de información que más que ningún otro expresa el sentimiento del establishment y lanza un claro respaldo al ex primer ministro italiano para la era post-Charles Michel.
    Lo hace a menos de tres meses de las elecciones europeas y con la danza de nombres para los altos cargos de la UE en resonancia. No es la primera vez que el nombre del expresidente del BCE se señala como el ancla de Europa y también se evoca cíclicamente la opción Draghi para el liderazgo de la Comisión Europea, sobre todo ante una eventual salida en falso de Ursula von der Leyen como candidata del Partido Popular Europeo (PPE).
    "Fue el 'cueste lo que cueste' del político italiano lo que salvó a la eurozona. Y los líderes de la UE deberían mostrar el mismo espíritu para afrontar una vez más los desafíos del bloque", es la tesis de Politico. O mejor dicho, de Mujtaba Rahman, jefe de la división europea del grupo de expertos Eurasia Group que firmó el artículo de opinión.
    En las últimas semanas, otro periódico, el Financial Times, había mencionado el nombre de Draghi como jefe del Consejo Europeo, más como una hipótesis viable que como un respaldo real. Fueron las semanas en las que Michel anunció su candidatura, sumiendo al caos a los líderes de la UE, asustados por un interinato liderado por Viktor Orban, presidente rotatorio desde el 1 de julio.
    A medida que se acerca la votación, el perfil del ex primer ministro italiano está destinado a salir a relucir varias veces más. "El Consejo estaría mejor dirigido por un político al final de su carrera política, uno que tenga estatura, una identidad europea clara y, según altos funcionarios de la UE, no se deje llevar por los titulares", señala Politico.
    Los juegos están abiertos, su epílogo aún está por escribir.
    Draghi goza del aprecio de los liberales, incluidos los franceses, aunque esta posición debe coincidir automáticamente con la de Emmanuel Macron. El escaño de Michel, en teoría, es el objetivo de los socialistas que, al mismo tiempo, como lso Renovadores, están dispuestos a subir la apuesta mucho más allá del nivel de guardia antes de decir sí a la confirmación de Von der Leyen. En la primera posición para el Consejo Europeo estaría el portugués Antonio Costa, incluso cuando las probabilidades de que la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, son altas. "Hay que preguntarle a ella, puedo decir que siento una profunda admiración por su excelente trabajo, tenemos una cooperación brillante", subrayó Von der Leyen días atrás.
    A Draghi ciertamente no le gustan los extremos, ya sean de izquierda o de derecha. "Sería un desastre para los trabajadores y las familias en Europa. Un discípulo estrecho de miras del dogma neoliberal, su mandato en el BCE fue un fracaso", dijo Martin Schirdewan, del grupo La Izquierda. El respaldo de Politico llegó en las mismas horas en que Michel vio a Macron en el Elíseo.
    Se habló de la cumbre de la UE de la próxima semana. Pero quién sabe, también de los puestos más altos. Se espera que Michel convoque una primera cena informal entre los dirigentes a mediados de junio. Mucho dependerá de los resultados electorales. Mucho dependerá de cuánto tiempo se mantenga la candidatura de Von der Leyen. Pero ante una parálisis en los nombramientos, uno o más líderes podrían poner el nombre de Draghi sobre la mesa. (ANSA).