Temor regional a una ola migratoria por crisis haitiana

Choques en la frontera con República Dominicana, un muerto.

Migrantes en la selva del Darién, en Panamá. (foto: ANSA)
Migrantes en la selva del Darién, en Panamá. (foto: ANSA)

(ANSA) PANAMA - Crece la tensión en la frontera entre Haití y República Dominicana, donde un haitiano murió en choques con soldados dominicanos, mientras la región teme un aumento del flujo de migrantes ante la grave crisis de seguridad que vive el país caribeño.
    En la frontera con Dominicana, un ciudadano haitiano murió durante un enfrentamiento con un soldado dominicano en la aduana de 'La Javilla', en la provincia de Dajabón, informó en un comunicado la presidencia dominicana.
    De acuerdo a la información, la muerte se produjo "porque un grupo de haitianos pretendía quitarles las armas a los soldados". Uno de los atacantes resultó herido y murió mientras era trasladado al hospital, precisa la nota, que añade que los demás huyeron a territorio haitiano.
    El ejército dominicano realiza una investigación para esclarecer la dinámica de los hechos, pero la versión preliminar es que los militares fueron víctimas de un intento de ataque por parte de un grupo de ciudadanos haitianos.
    Por razones de seguridad nacional, debido a la creciente violencia en la nación vecina, el presidente dominicano, Luis Abinader cerró en los últimos días la frontera terrestre de 390 kilómetros con Haití, impuso severas restricciones al movimiento de mercancías, y declaró al renunciante premier haitiano Ariel Henry, "persona non grata".
    Entre tanto, la alarma migratoria aumenta en América Latina por la crisis en Haití. Se teme un flujo descontrolado de solicitantes de asilo, mientras que Panamá ya da señales de un aumento.
    Una alerta que afecta también a Estados Unidos, donde en Florida, el gobernador Ron DeSantis ha enviado más de 250 unidades, entre soldados y agentes, a la frontera sur, reforzando también las patrullas, por temor a "una posible invasión" de haitianos.
    "En los primeros meses de este año ya hemos registrado más de 85 mil migrantes que llegan por la ruta del Darién. Panamá no puede absorber este impacto, somos un país muy pequeño", dijo el Ministro de Defensa, Juan Manuel Pino, preocupado por la llegada de posibles delincuentes procedentes de Haití, después de que en los últimos meses ya hayan sido detenidas siete personas buscadas por Interpol.
    En Florida, el gobernador DeSantis movilizó una flota aeronaval para patrullar las aguas de la zona más meridional del estado. "Ningún estado ha hecho más para complementar los esfuerzos de la Guardia Costera de Estados Unidos; no podemos permitir que extranjeros ilegales vengan a Florida", dijo.
    El gobernador dijo que enviará hasta 133 agentes de policía estatales a los Cayos, así como apoyo adicional de la Guardia Nacional, el Departamento de Aplicación de la Ley, la Patrulla de Caminos y la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre.
    Florida ya ha visto recientemente un aumento en el número de inmigrantes de naciones caribeñas como Cuba y Haití que llegan en barco. (ANSA).