Italia advierte por violencia contra niños

Embajador Grassi en debate del Consejo de DDHH.

El Consejo de DDHH de la ONU en Ginebra. (foto: ANSA)
El Consejo de DDHH de la ONU en Ginebra. (foto: ANSA)

(ANSA) GINEBRA - Los datos mundiales sobre la violencia contra los niños son "alarmantes", subrayó hoy en Ginebra el Representante Permanente de Italia ante las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales en la sede suiza, el Embajador Vincenzo Grassi.
    Aproximadamente 333 millones de niños en el mundo -1 de cada 6- viven en condiciones de extrema pobreza, sujetos a un mayor riesgo de explotación y abuso, recordó el embajador Grassi.
    El representante italiano intervino en el marco del Diálogo Interactivo con la Representante Especial del Secretario General sobre la violencia contra los niños, la doctora Majat Maalla M'jid, durante la 55° sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.
    Grassi instó a todos los Estados a cumplir la promesa hecha en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de poner fin a todas las formas de violencia contra los niños.
    El representante italiano, precisa un comunicado, saludó el tema tratado en el informe anual del Representante Especial, dedicado a la protección de los menores en tránsito en contextos de crisis, y recordó que, quince años después de la creación del mandato, hoy es necesario implementar acciones más incisivas.
    En cuanto a las medidas adoptadas por Italia, recordó la introducción del Sistema de Información para Menores No Acompañados (SIM) destinado a recopilar datos sobre su presencia en el territorio y garantizar una asistencia adecuada a través de los servicios sociales competentes.
    A continuación, el embajador destacó que los derechos de los niños son tradicionalmente una prioridad para Italia y recordó que en diciembre, con motivo del 75º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Italia asumió un compromiso concreto de promover la participación de los niños y adolescentes en los procesos de toma de decisiones sobre temas que les conciernen, a través de la implementación de estrategias y directrices nacionales.
    También se comprometió al desarrollo de un nuevo plan de acción destinado a facilitar su participación a todos los niveles, dentro de las familias, las comunidades y las escuelas. (ANSA).