Hamás llama a palestinos a marchar a la Explanada

UNRWA: Redada contra centro de ayuda en Rafah, un muerto

(ANSA) - TEL AVIV, 13 MAR - La organización islámica Hamás llamó a los palestinos de Cisjordania a marchar hacia la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén, justo dos días antes del primer viernes del Ramadán, en el cual muchos creen que se corre el riesgo de que ocurran graves incidentes tras la guerra en Gaza, y en un día en el que cinco palestinos murieron en diferentes incidentes entre Cisjordania y Jerusalén, incluido un ataque en el que resultaron heridos dos soldados israelíes.
    Todo mientras parecen estar estancadas las negociaciones para una posible tregua en la Franja de Gaza con motivo del mes sagrado para los musulmanes.
    Incluso Hamás negó trascendidos de una fuente árabe sobre la existencia de una "propuesta internacional" de alto el fuego.
    Mientras, la organización UNRWA anunció que una incursión israelí, en uno de sus centros en la zona de Rafah, mató a un miembro del personal y provocó también varios heridos.
    En el llamamiento a los palestinos de los Territorios, Hamás les pidió que se dirigieran al Monte del Templo y "rompieran las cadenas de la ocupación y su asedio".
    A continuación, refiriéndose a los muertos, la facción islámica saludó a los mártires de Jerusalén, Jenin y Belén en el "tercer día del sagrado Ramadán", incluido el "heroico apuñalamiento" en el que dos israelíes resultaron heridos.
    "Es una yihad de victoria -concluyó Hamás- o de martirio".
    En los últimos días, Israel aumentó considerablemente las medidas de seguridad en Jerusalén y en la Ciudad Vieja, e impuso límites de edad para el acceso a la Explanada de las Mezquitas: medidas adoptadas también en años anteriores pero que, con la guerra en curso en Gaza, son un nuevo motivo para alentar enfrentamientos.
    Hamás se refirió a los dos palestinos asesinados a tiros anoche, según Wafa, por las fuerzas de seguridad israelíes en al-Jib, al norte de Jerusalén.
    Según la radio militar israelí, los dos "estaban lanzando botellas incendiarias a los automovilistas israelíes".
    Otros dos palestinos, según Wafa, murieron durante una operación del ejército israelí en Jenin, en el norte de Cisjordania.
    La agencia palestina informó que "los soldados abrieron fuego contra un grupo de personas fuera del hospital local".
    El quinto palestino muerto, según la policía, por la reacción de las fuerzas de seguridad es un adolescente de 15 años que cometió un ataque con cuchillo contra soldados en un puesto de control en Jerusalén.
    Con respecto a las negociaciones en curso, Hamás, en un post en Telegram, afirmó que "no es cierto la noticia de que el movimiento recibió una oferta internacional para un alto el fuego prolongado en Gaza y el regreso gradual de los desplazados, ni que una delegación se dirija a El Cairo para discutir los detalles".
    En el día 159 de la guerra, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos informó que "al menos un miembro del personal de la UNRWA murió y otros 22 resultaron heridos después de que las fuerzas israelíes atacaran un centro de distribución de alimentos en la parte oriental de Rafah, en el sur de la Franja".
    Mientras un segundo barco cargado con ayuda humanitaria, tras el del Open Arms, se preparaba para zarpar de Chipre, el ejército israelí continuaba sus operaciones militares en el sur, principalmente en Khan Yunis.
    El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reiteró que la operación de Rafah es "necesaria para alcanzar los objetivos de la guerra de Israel contra Hamás".
    Los enfrentamientos no se detiene ni siquiera en el segundo frente de la guerra, el de la frontera de Israel con el Líbano: en un ataque contra un coche murió un miliciano de Hamás, Hadi Mustafa, al que Israel definió como "un elemento central de la organización terrorista Hamás" que planeaba "ataques antiisraelíes y antijudíos en varios países". (ANSA).