Skate, 40 años de una pasión italiana

Pariente del scooter y snowboard, es símbolo de la cultura libre

El skate, una pasión californiana que se instaló en Italia hace 40 años (ANSA) (foto: ANSA)
El skate, una pasión californiana que se instaló en Italia hace 40 años (ANSA) (foto: ANSA)

(ANSA) ROMA - Niños y adultos quedan "hechizados por el skate, la tabla con ruedas, subestimada por muchos como solo un juego, que cumple 40 años en Italia.
    No es un simple hobby o pasatiempo, sino una pasión y un estilo de vida, un deporte (olímpico a partir de 2021) pero sobre todo un emblema de un camino inclusivo, unificador y "rebelde" cuya regla es el "sin reglas".
    No hay instructores, todos enseñan y todos aprenden entrenándose unos con otros.
    A la espera de los World Skate Games que se celebrarán en septiembre en Italia (en varias ciudades, encabezadas por los parques de skate de Roma, información en worldskate.org/wsg2024), en la tabla con ruedas se va por la calle, balanceándose o aprovechando los desniveles como paredes, bancos y escalones para hacer acrobacias aéreas. También en los bowls (antes piscinas secas con bordes redondeados, hoy mega 'bowls' dotados de rampas para 'drop' y ganar velocidad para el truco perfecto).
    El skate encarna una forma de moverse, pensar y actuar, aunque desde la década de 2000 ha estado en el centro de los intereses económicos de las grandes marcas, en particular del mundo de la moda, que lo han hecho mucho más popular.
    ¿Cómo empezó la moda del skate? El experto Lele Lutteri, ilustrador y diseñador gráfico reconocido por el skate art (pinta calaveras sobre tablas rigurosamente rotas), explica sus orígenes, contaminaciones y evolución hasta la fecha en el nuevo, oportuno e interesante libro "Sin reglas. 40 años de skate en Italia", de ediciones Agencia Alcatraz.
    La idea, recuerda Lutteri, surgió en California en los años 60 como una actividad que se practicaba con una herramienta especial, el monopatín, para permitir a los surfistas entrenar incluso en ausencia de mar agitado.
    Todo ocurrió en 1976 cuando la sequía dejó a Los Angeles sin agua con miles de piscinas secas y que se convirtieron en el mejor escenario para hacer piruetas sobre la tabla recreando los típicos movimientos sobre las olas. Incluso hoy en día, en la playa de Venice, en Los Angeles, existe una pista de patinaje que atrae cada día a decenas de aficionados.
    El amor por el skate siguió varias corrientes en Italia: en los años 80 se hizo más fácil adquirirlo, en los años 90 nacieron las primeras rampas autoconstruidas, gracias a la actitud tomada del punk y de los centros sociales "Do It Yourself".
    A fines de los años 1990, el fenómeno estaba en toda regla: competencias, revistas, equipos, parques de skate equipados y tiendas especializadas aparecieron en todo el norte de Italia.
    La fotografía, la música, los vídeos, los gráficos, las revistas se interesaron por él y el skate en Italia se convirtió en un estilo de vida.
    "La plaza frente a la estación central de Milán, gracias a una remodelación consciente, se convierte en el lugar más popular para reunirse y entrenar", explicó el autor.
    "Por supuesto, todo esto ha sido visto muchas veces como algo transgresor e inconformista, por lo que la escena de la que hablamos siempre ha sido más bien cohesiva y libertaria", agregó.
    A principios de la década de 2000, nacieron los primeros equipos exclusivamente femeninos. En 2021, entre pros y contras, el skate se convertirá en un deporte olímpico: se establecerán instructores, escuelas y federaciones oficiales. (ANSA).