Por control a influencers, se recuperan 11 millones de euros

Guardia de Finanzas apunta a posts en las redes sociales

Gianluca Vacchi, uno de los influencer controlados por Finanzas. (foto: ANSA)
Gianluca Vacchi, uno de los influencer controlados por Finanzas. (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA - La Guardia de Finanza de Bolonia recuperó 11 millones de euros de impuestos, al realizar investigaciones, desde finales de 2022, sobre cuatro influencers boloñeses, seguidos de 50 millones de seguidores, y cinco creadores digitales activos en sitios de plataformas como Onlyfans y Escort Advisor.
    Se reconstruyeron productos obtenidos de las publicaciones de posts en las redes sociales y también de las colaboraciones iniciadas con empresas.
    Los controles destinados a liquidaciones fiscales sin relevancia penal, también afectaron, entre los perfiles digitales de los influencers, a los de Gianluca Vacchi y Luis Sal. Tres de los "elementos" controlados por los financieros en las investigaciones sobre los resultados, que afectaron a influencers y creadores de contenidos digitales, son: publicaciones en las redes sociales, colaboración con empresas, el llamado "influencer marketing" y contenidos publicados en plataformas para adultos.
    Se hizo una comparación entre los ingresos recibidos y los declarados en las declaraciones de impuestos, revelando inconsistencias. En cuanto a los influencers, de cuatro, "dos eran completamente desconocidos para las autoridades fiscales".
    A Vacchi y Luis Sal, cuya posición es conocida, según las primeras informaciones, Hacienda habría pedido unas cifras que, respectivamente, rondarían los 7 y 2 millones de euros.
    Para los creadores de contenidos digitales, activos en plataformas para adultos con la publicación de servicios de pago en la web, el control habría llevado a que tres de ellos fueran denunciados ante la Agencia Tributaria "aplicando un particular adicional a impuesto sobre la renta, introducido por la ley de presupuesto de 2006, a cargo de quien lo produce, distribuye, venden y represente materiales para adultos, incluso en formato multimedia".
    El importe de este importe adicional, por un total aproximado de 200 mil euros, se destina a intervenciones a favor del sector del entretenimiento, "uno de los más castigados durante la pandemia". (ANSA).