Para el 20%, las universidades son inseguras para ellas

Sondeo entre alumnos. Hay violencia y abusos en los claustros

Manifestación en defensa de los derechos de las mujeres en Turín (foto: ANSA)
Manifestación en defensa de los derechos de las mujeres en Turín (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA, por MAria Elena Marsico - Contacto físico no solicitado, violencia verbal, abucheos, silbidos. Estos son algunos de los acosos que se producen en las universidades de Italia, un lugar no considerado seguro por el 20% de los que respondieron al cuestionario del Sindicato Universitario UDU.
    Un sondeo a 1.500 personas en menos de un mes contactadas a través de redes sociales y listas de correo electrónico. Los datos están contenidos en el informe "Tu voz cuenta" elaborado por la UDU y presentado a la Cámara de Diputados con motivo del Día Internacional de los Derechos de la Mujer.
    "Un día de lucha", subrayó la coordinadora nacional de la UDU, Camilla Piredda. "Mi directora de tesis me tocó varias veces durante las correcciones del texto", "Con esa carita podría ser una escort, piénsalo. También ganaría buen dinero".
    Estos son solo algunos de los 300 testimonios que recoge el informe. Todos los episodios describen un sentimiento "de malestar y miedo en la persona maltratada en un contexto formativo".
    Los relatos que hablan de acoso verbal y físico y se encomiendan a una respuesta abierta en el cuestionario; no se limitan, entonces, solo a períodos recientes: llegan también a los años ochenta.
    Entre los informes también se encuentran los relativos a discriminación racial o capacitista y, en menor medida, abusos contra niños. Además, para el 22,4% de los entrevistados, el clima en la universidad no permite a las víctimas de acoso denunciar: por miedo a repercusiones en su carrera, por el juicio de sus compañeros, por la conciencia de que el abusador no tendrá consecuencias.
    De hecho, son los propios profesores quienes son considerados los sujetos "más peligrosos", los más propensos a "perpetuar el acoso y la violencia" en las universidades. Casi la mitad de la gente piensa así, el 48%. Inmediatamente después están los compañeros de clase, un 47%, y los estudiantes, un 32%.
    Coherente con estos datos, el espacio universitario considerado menos seguro es el despacho del profesor, antes que el lugar de prácticas, un 34,7%, y la residencia de estudiantes, un 32%. Y para casi la mitad de las personas, el área en la que estudian no está en absoluto o no está suficientemente equipada para recibir y gestionar denuncias de violencia o acoso.
    Solo el 25,7% reporta la presencia de un centro contra la violencia (CAV) en la universidad. Sin embargo, la investigación de la UDU no termina aquí. Después de la presentación el 8 de marzo, dicen los promotores, se reabrirá.
    Mientras tanto, las soluciones identificadas -"no concluyentes, pero sí un primer paso" - son tres: "hacer presentes oficinas anti-violencia en cada universidad, hacer obligatorio un asesor de confianza o de supervisión y crear vías de prevención e información para reconocer el acoso". (ANSA).