Hijo fundador de la Liga, acusado de fraude

Riccardo Bossi habría cobrado subsidio indebidamente.

Riccardo Bossi ha tenido muchos problemas con la Justicia.  (foto: ANSA)
Riccardo Bossi ha tenido muchos problemas con la Justicia. (foto: ANSA)

(ANSA) ROMA - Riccardo Bossi, hijo mayor del fundador de la Liga Umberto Bossi, está siendo investigado por fraude al Estado, acusado de haber cobrado una renta de ciudadanía, el subsidio social, entre 2020 y 2023. 

    La fiscal de la Fiscalía de Busto Arsizio, en la provincia de Varese, Nadia Alessandra Calcaterra, presentó el escrito de conclusión de la investigación y se dispone a solicitar la acusación.

    Asistido por el abogado Federico Magnante, Riccardo Bossi hizo uso de su derecho a no responder y ahora tendrá 20 días para solicitar ser oído y presentar escritos de defensa.

    Según reconstruyó el fiscal Calcaterra, el hijo del fundador de la Liga recibió 280 euros mensuales durante 43 meses por un importe total de 12.800 euros, como apoyo para el pago de alquiler de un apartamento. Sin embargo, los fiscales comprobaron que ya había sido desalojado de la vivienda.

    No es la primera vez que Riccardo Bossi, de 45 años, hijo mayor del fundador de la Liga Umberto Bossi, acaba en las noticias. Tras su pasado como piloto de rally y su deseo de participar en el reality la Isla de los Famosos, fue protagonista de otros casos judiciales. 

    La acusación de fraude al Estado es la última de una serie dedenuncias que que han marcado la vida "aventurera" de Bossi hijo, nacido del primer matrimonio del "Senatur", como se conocía a su padre, con Gigliola Guidati.

   Casado en 2005 en la iglesia de Sant'Antonio della Motta en Varese con Maruscka Abbate con quien tuvo una hija y de la que se separó al cabo de cinco años, Riccardo fue contratado como asistente por Matteo Salvini, el heredero de 

su padre al frente de la Liga, pero no duró mucho y prefirió ser piloto de rally.        

    En 2016 fue llevado ante el tribunal de Busto Arsizio acusado de no haber pagado joyas de lujo adquiridas en una conocida joyería de la localidad: un Rolex Daytona, un collar Bulgari y un anillo, por un importe total de unos 27 mil euros. 

    En 2017 compareció acusado de fraude e insolvencia fraudulenta ante los jueces del Tribunal de Varese por no pagar las facturas de un comerciante de neumáticos, de una tienda de lámparas y de una distribuidora de gasolina. 

    En esos mismos años estuvo involucrado en la investigación de la Fiscalía de Milán conocida como "The Family",  acusado de haber utilizado 158 mil euros de las arcas de la Liga para compras personales, como el alquiler del coche, de la casa, de la cuota alimentaria de su exmujer y hasta del veterinario del perro. 

    Y en 2020 fue denunciado por no haber pagado una cuenta de 240 euros por una cena con champán en un restaurante de Milán. Unas semanas antes había hecho lo mismo en Florencia, con otra de 66 euros. 

(ANSA).