Fin de la misión italiana en Rafah, reclamos

Delegación le escribe a Meloni: "que venga aquí y vea"

Rafah, destrucción, muerte y desolación (foto: ANSA)
Rafah, destrucción, muerte y desolación (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA, por Anna Laura Bussa - La misión en Rafah terminó y los 14 parlamentarios italianos regresaron a Italia, aunque, dijeron, lo que vimos permanecerá con nosotros para siempre", porque "la humanidad se detuvo en el paso fronterizo con Gaza".
    Lo afirmó la diputada del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Carmela Auriemma, mientras que desde Alianza Verde, Angelo Bonelli, aseveró que el compromiso "continúa".
    Y, de hecho, después de haberse reunido con la Liga Árabe y haber visitado el hospital Umberto I de El Cairo, el último día de la misión, decidieron escribir a la primera ministra, Giorgia Meloni, para que "vaya personalmente a Rafah a ver qué qué está pasando".
    "Hay que darse cuenta", explicó, por su parte, la diputada del PD, Laura Boldrini, "de los miles de camiones detenidos con artículos de primera necesidad" y de los niños heridos hoy hospitalizados en El Cairo, "uno de los cuales fue encontrado con 14 balazos en el estómago".
    "La situación -añadió- es de una gravedad inimaginable: en Gaza la gente muere de hambre mientras que al otro lado del cruce 1.500 camiones llenos de ayuda son bloqueados por los israelíes. Miles de ambulancias, potabilizadoras, tiendas de campaña y bombonas de oxígeno siguen sin utilizarse".
    "¿Hasta qué punto se quiere llegar?" se preguntó.
    "Los representantes de la Liga Árabe con quienes hemos hablado, incluido Saeed Abu-Ali -continuó- nos explicaron que desde que la Corte Internacional de Justicia pidió a Israel que evitara actos genocidas, las autoridades de Tel Aviv redujeron, además, la entrada de ayuda humanitaria en Gaza, en claro desafío a la legalidad internacional".
    Y "también nos dijeron que circulan planes para el fin de la guerra que no incluyen la implicación de los palestinos y esto es inaceptable".
    "Está claro -insistió Carmela Auriemma- que al bloquear la entrada de alimentos y medicinas las autoridades israelíes quieren el exterminio de los palestinos".
    "Los periódicos de derecha - dijo Nicola Fratoianni - me definieron como el líder del grupo del viaje a Rafah. Les tomo la palabra, estoy dispuesto a organizar otro 'viaje' y actuar como guía para (Giorgia) Meloni y sus ministros. Vengan aquí para escuchar a aquellos que intentan salvar a millones de personas. Dejarían de decir tonterías".
    "Hoy llevo a casa como una herida las palabras de Youssef, un cooperante que nos acompañó estos últimos días y que tiene familiares en Gaza", afirmó Fratoianni.
    Ahora "en su casa viven 47 familiares y amigos desplazados".
    Y Youssef, cada vez que cae una bomba, "reza para que no sea en su casa donde están las personas que ama".
    Pero inmediatamente después "se siente culpable, porque si sus oraciones son escuchadas, las bombas caerán sobre otras casas, sobre otras familias. Eso es Gaza".
    Y mientras la UNRWA denunció "los abusos de los palestinos en las cárceles israelíes", en Italia 120 políticos firmaron el "Manifiesto del 7 de octubre por la paz", para pedir "un alto el fuego inmediato" en Palestina, "la liberación de los rehenes israelíes y el "envío de ayuda humanitaria a los civiles en Gaza".
    ; (ANSA).