Atacan carguero, primeras víctimas de los hutíes

Al menos 2 muertos.

(ANSA) - ROMA, 06 MAR - Los hutíes volvieron a atacar en el Mar Rojo y, por primera vez desde el comienzo de su ofensiva contra los buques mercantes occidentales, provocaron víctimas civiles.
    Un carguero de propiedad griega fue blanco de un misil en el Golfo de Adén y la tripulación se vio obligada a abandonar la embarcación: se cuentan al menos dos muertos y siete heridos. Un dramático desarrollo que enciende la región, mientras en Gaza no se entrevé algún resquicio para llegar a una tregua entre Israel y Hamás antes del comienzo del Ramadán.
    La nave de carga a granel True Confidence, con bandera de Barbados, registrada en Liberia y administrada por la compañía griega Third January Maritime Ltd, había zarpado de China con dirección a Arabia Saudita con una veintena de personas a bordo.
    La agresión tuvo lugar en Adén, frente a Yemen, y ocasionó un incendio, fueron las primeras noticias que llegaron de la agencia británica que monitorea el tráfico marítimo. Fuentes estadounidenses dieron el primer balance de las víctimas, al hablar un un misil. Los hutíes enseguida reivindicaron el blitz, y lo definieron como "un triunfo para el pueblo palestino oprimido y una represalia a la agresión anglo-norteamericana contra nuestro país".
    Las milicias proiraníes que controlan gran parte de Yemen atacaron decenas de barcos y petroleros occidentales en los últimos meses, en respuesta a la guerra de Israel contra Hamás en Gaza. Y nunca han bajado la cabeza, a pesar de que la coalición anglo-estadounidense destruyó parte de su arsenal en incursiones selectivas en territorio yemení. Para contener la amenaza de los hutíes, la UE también tomó medidas y dio inicio a la misión naval Aspides para proteger el tráfico marítimo civil, aunque sólo con tareas defensivas. Con Italia en primera línea, liderando el mando operativo en el mar, con un compromiso formalizado por el Parlamento.
    Y justamente la nave italiana, el destructor Duilio, y la fragata alemana Hessen entraron en acción en dos operaciones distintas derribando drones dirigidos contra ellos. Incluso la última incursión de los hutíes contra el carguero griego representa un importante recordatorio de la capacidad militar del grupo filo-iraní.
    La escalada en el Mar Rojo es la enésima piedra que rueda sobre Gaza. Estados Unidos insiste a las partes para que lleguen a una tregua antes del comienzo del Ramadán, el 10 de marzo, y pone en juego cada iniciativa de presión posible.
    Washington ha hecho circular un proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad que apoya "un acuerdo para un alto el fuego inmediato de aproximadamente seis semanas en Gaza junto con la liberación de todos los rehenes". Hasta ahora Estados Unidos se había limitado a pedir una tregua "lo antes posible", para no tomar partido abiertamente contra su aliado israelí.
    La administración Biden, según fuentes norteamericanas, aprovechó la visita del líder centrista Benny Gantz (principal rival de Benjamin Netanyahu aún formando parte del Gabinete de Guerra) para expresar el desacuerdo de la Casa Blanca con la gestión del conflicto por parte del gobierno israelí y, principalmente, acerca de los obstáculos que existen al acceso de las ayudas humanitarias palestinas. Posición compartida por Gran Bretaña visto que el canciller de Londres, David Cameron, dijo a Gantz que "la paciencia hacia Israel se está acabando".
    En Londres, el ex general se reunió en tanto con Rishi Sunak: una nueva bofetada a Netanyahu, al que Gantz aspira a reemplazar, contando con un enfoque más dialoguista sobre Gaza que los aliados occidentales reconocen en él. El propio Gantz, sin embargo, aclaró que la línea dura del ejecutivo, que prevé la ofensiva en Rafah, no se abandonará por el momento: "Terminar la guerra sin limpiar Rafah sería como enviar un bombero para apagar el 80% del fuego"., le explicó a Jake Sullivan, el asesor de Seguridad Nacional estadounidense.
    Justamente de Israel llegaron otras señales ciertamente no de distensión en relación con los palestinos: el halcón de la derecha ortodoxa Bezalel Smotrich anunció la construcción de otras 3.500 viviendas para los colonos en Cisjordania.
    Y como si ello no bastase, las negociaciones en El Cairo sobre los rehenes continúan languideciendo. Hamás habría puesto sobre la mesa la propuesta final y no negociable que prevé la liberación de los principales exponentes de la Intifafada armada contra Israel, todos condenados a cadena perpetua por terrorismo. A partir de Marwan Barghouti. Propuesta inadmisible para el Estado judío. (ANSA).