Extraen un tumor cerebral con una técnica mininvasiva

Se llama "Brain path" y utiliza los surcos del cerebro.

Un momento de la innovadora operación.  (foto: ANSA)
Un momento de la innovadora operación. (foto: ANSA)

(ANSA) CREMONA - En el hospital de Cremona se utilizó por primera vez una técnica quirúrgica mínimamente invasiva capaz de extirpar tumores cerebrales profundos, aprovechando las 'vías del cerebro', es decir, siguiendo la progresión natural y los pliegues de los órganos más complejos para llegar al tumor.
    Se trata del 'Brain Path', o cirugía "transulcal", la innovadora técnica quirúrgica especialmente desarrollada en Estados Unidos y aplicada en muy pocos centros italianos.
    Antonio Fioravanti, director del departamento de Neurociencia y Neurocirugía del Cremona Asst, señala que la técnica "está indicada para lesiones profundas y de difícil acceso, en las que la cirugía tradicional causaría un mayor sufrimiento al cerebro".
    Con esta técnica se aprovechan los surcos cerebrales, es decir, las vías anatómicas que dividen los haces de materia blanca responsables de funciones importantes como el movimiento o el lenguaje.
    Se utiliza un instrumento compuesto por un aplicador de 13 milímetros de diámetro, que se introduce en el surco cerebral y desplaza las porciones vecinas para llegar directamente a la lesión. Una cámara insertada en el instrumento permite realizar la operación "de forma precisa y específica", observa Fioravanti.
    "La operación, agrega, es posible gracias a la neuronavegación, que consiste en un mapeo tridimensional de la lesión y las áreas elocuentes circundantes".
    "El procedimiento recientemente introducido tiene varias ventajas: además de ser mínimamente invasivo en comparación con la cirugía abierta tradicional, permite redicor la duración de la intervención y las complicaciones operatorias y postoperatorias que caracterizan a las operaciones de alta complejidad", explica.
    "Y los tiempos de hospitalización y recuperación postoperatoria son más cortos: el paciente puede ser dado de alta en pocos días y recuperar rápidamente una buena calidad de vida", subraya Fioravanti.
    La primera paciente sometida a cirugía transulcal es una mujer de 60 años. La historia de su tratamiento comenzó hace diez años con un cáncer de mama. "Desde entonces - recuerda - he estado haciendo controles y quimioterapia, pero a pesar de ello me diagnosticaron metástasis cerebrales. Esta cirugía era la única solución posible y acepté". Actualmente, se prepara para dejar el hospital. (ANSA).