Ecologistas protestan frente a una obra de Botticelli

Le pegaron imágenes de las inundaciones en la Toscana

Protesta de los ambientalistas de Ultima Generación frente a la
Protesta de los ambientalistas de Ultima Generación frente a la "Primavera" de Botticelli en Florencia (foto: ANSA)

(ANSA) - FLORENCIA - Activistas del grupo Ultima Generazione ("Última Generación") regresaron este domingo a la Gallerie degli Uffizi, en Florencia, para una nueva protesta con el objetivo de resaltar la necesidad de combatir la crisis climática.
    Cinco miembros del movimiento pegaron imágenes de las desastrosas inundaciones que azotaron Campi Bisenzio, cerca de Florencia, el año pasado en la pantalla que protege la obra "Primavera", del pintor renacentista Sandro Botticelli.
    Según los informes, los guardias de seguridad del lugar apagaron las luces de la habitación, pidieron a los visitantes que se fueran y llamaron a la policía italiana.
    El cuadro de Botticelli no sufrió ningún daño ya que está protegido por una cubierta de vidrio.
    "Adosamos esta foto para pedir un fondo de reparación para Toscana", dice el cartel que muestra una fotografía de la inundación. "Haz oír tu voz. Adjunta esta foto en solidaridad con la gente del Campamento Bisenzio", dice el reverso de la imagen.
    En un comunicado, los activistas destacan que "en 2023, en Campi Bisenzio, el barro destruyó todo, dejando más de 2.000 millones de euros en daños y siete muertes".
    "El gobierno aún no ha dado dinero a los afectados. Habla de seguridad, pero la única seguridad que respeta es la del mercado. Y castiga a quienes piden esta (seguridad) con (posibles) multas de 20 mil euros. (por las protestas climáticas)", añaden.
    El grupo también exige que "el Estado cuide de sus ciudadanos con un 'fondo de reparación' de 20.000 millones de euros para todas las víctimas de las catástrofes climáticas".
    Los activistas de la Última Generación fueron responsables de varios actos en todo el territorio italiano. En uno de ellos, militantes arrojaron barro frente a la Basílica de San Marcos, en Venecia, y tiñeron de negro el agua de la histórica fuente de Barcaccia, en Roma.
    El mes pasado organizaron una protesta similar en el museo frente a la obra "El nacimiento de Venus", también de Botticelli. (ANSA).